Por acelerados, Tribunal da revés a 100 opositores del CC Chapultepec

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo del DF rechazó un amparo a los quejosos; pretendían frenar “actos futuros de realización incierta” .

El Resolutivo indica que el interés de la sociedad debe prevalecer sobre intereses particulares; la obra contempla áreas cultural y comercial

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal (TCADF) dio un revés a los cien opositores a la construcción del Corredor Cultural Chapultepec, al negarles un amparo para suspender las obras, toda vez que estás aún no inician y no afectan intereses jurídicos presentes o futuros.

Un documento de la Tercera Sala Ordinaria, en poder de La Razón, destaca en su página dos que la acción pública que presentaron los vecinos ante la obra fue una “medida cautelar incierta, dado que su pretensión de suspender la ejecución del proyecto denominado Corredor Cultural Chapultepec-Zona Rosa, una actividad que no se acreditó que (se) encuentre bajo proceso con los documentos exhibidos con el escrito de demanda”.

Tampoco se acredita, dijo, que la obra se encuentre en proceso, según la información que el propio magistrado instructor solicitó a las secretarías de Obras y Servicios y de Desarrollo Urbano del DF.

En la página cinco, resalta: “Los actores solicitan una medida cautelar que contraviene disposiciones de orden público e interés general, pues ciertamente sus interés particulares deben ser protegidos; no obstante, el interés superior de la sociedad debe prevalecer”.

Lo anterior, añade, dado que “la emisión del acto a debate tiene como finalidad la generación de un beneficio social común, no focalizado simplemente en la generación de mejoras o afectaciones locales, sino que se trata de una estrategia para el desarrollo urbano de la ciudad”.

El órgano considera que también es un mecanismo de búsqueda del mejoramiento de la habitabilidad y servicios, espacio público e infraestructura, para hacer frente a los retos relacionados con la planeación del territorio urbano y natural.

Respecto a este resoluvito, Mayela Delgadillo, vecina de la colonia Roma, indicó: “Nosotros presentamos una acción publica al Tribunal. Fuimos como más de cien vecinos aledaños a esta parte y expresamos que este proyecto no cumple con las características, no se consultó a la gente y básicamente estamos impugnando la concesión”.

En entrevista telefónica resaltó que el pasado viernes participaron en una audiencia: “Lo primero que vimos es que no cuentan con los permisos de los institutos Nacional de Bellas Artes (INBA) y de Antropología e Historia (INAH) no habían otorgado ninguna autorización para que se realizara el proyecto”.

Detalló que están dispuestos a llevar el caso a tribunales internacionales: “Vamos a cerrar círculos por todos los medios legales para impedir el corredor. Nos oponemos porque van a promover el desplazamiento de la gente originaria”.

Explicó que los habitantes con mayor antigüedad en esta zona va a ser desplazada por gente que tiene más ingresos.

“Es un tema económico. Mi departamento lo compré hace tiempo por dos millones de pesos y ahora me dicen que mi vivienda vale siete millones de pesos. El predial va unido al valor comercial del departamento, así como los demás servicios entonces es difícil pagarlo”, dijo.

La Razón/Daniela Wachauf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s