Los servicios de seguridad privada, negocios multimillonarios

Ciudad de México. Ante el actual deterioro de la seguridad pública en el país, los servicios privados se han vuelto un negocio millonario, aprovechando regulaciones laxas y desconocimiento por parte de los clientes, lo que los pone en riesgo no sólo a ellos, sino al resto de los ciudadanos que pueden ser víctimas de escoltas no capacitados para realizar esa labor. Seguir leyendo “Los servicios de seguridad privada, negocios multimillonarios”

Multimillonarios disparan ventas de autos de superlujo

Las ventas de coches con precios superiores a los 100,000 euros crecieron un 16% en todo el mundo, este crecimiento se debe a los nuevos multimillonarios y a los recientes lanzamientos en las enseñas de altísima gama Seguir leyendo “Multimillonarios disparan ventas de autos de superlujo”

El deporte, juguete de multimillonarios

La competencia se ha vuelto brutal. Ya no se trata de ser el más rico o el más poderoso, ahora se trata también de ser el más famoso. Y es así como las familias o los hombres más ricos y poderosos se han convertido de manera súbita en “promotores” del deporte, en organizadores de los eventos más “classy” del mundo, y por supuesto en propietarios de las franquicias más famosas del deporte.

Y no hablamos de aquellos que hicieron famosos a sus equipos, como el legendario George Steinbrenner hizo con los Yankees de Nueva York, o el caso en México del América de Emilio Azcárraga Milmo. Incluso en su momento el Rey Fahd, por su afición al futbol, organizó en su honor lo que ahora conocemos como Copa Confederaciones, congregando a los campeones de cada continente en la llamada “Copa del rey Fahd” en Arabia Saudita

No, ahora hablamos de la Familia Real Qatarí, de los empresarios Paul Allen (socio fundador de Microsoft con Bill Gates y 51 entre los hombres más ricos del mundo), Stan Kroenke (dedicado a los bienes raíces), que figuran en la lista de los 100 principales millonarios del planeta, las familias reales de Bahrein, de Dubai y otros emiratos del Golfo Pérsico, y aparecen otros que vienen de historias poco claras como Roman Abrahmovic propietario desde hace unos años del Chelsea, o Rinat Ajmétov propietario del Shaktar de Ucrania.

Está también el jeque Zayed Al Nahyan el Primer Ministro sustituto de los Emiratos Árabes Unidos miembro de la familia real de Abu Dhabi dueño del Manchester City, Vichai Srivaddhanaprabha indú-tailandés) propietario del Leicester City, en España apareció como gran salvador el jeque de la Familia Real de Qatar, Abdullah ben Nasser Al Thani que compró al Málaga, el singapurense Peter Lim quien se hizo del Valencia, o el hindú Ali Seyed quien compró al Racing de Santander, y una cantidad indeterminada de empresarios surgidos de economías emergentes en Asia y América y por supuesto los nuevos magnates chinos, quienes han gastado fortunas auténticas comprando en cifras escandalosas franquicias con prestigio, pero cuyo valor de mercado era realmente menor al que pagaron. Pero este es el pasaporte a la fama.

LA VIEJA GUARDIA… En el pasado, gente como George Steinbrenner, propietario de los Yankees de Nueva York, decidieron apostar y acrecentar la fama de sus equipos con inversiones de capital muy arriesgadas. Steinbrenner había comprado en 1973 al equipo con otros dos socios a la cadena de televisión CBS en prácticamente 10 millones de dólares, una franquicia que hoy tiene un valor estimado en 1700 millones de dólares.

En México, el antecedentes más claro es el de don Emilio Azcárraga Milmo, quien el 22 de julio de 1959 compró a don Isaac Besudo un equipo en ruinas, el América, al tiempo que declaraba que “no se nada de futbol, pero se de negocios y voy a convertir al América en un negocio…” Y cumplió su palabra.

Con el paso de los años, la gente rica y poderosa fue anónima, salvo casos como los de familias de rancio abolengo, ganado, por cierto, con base en trabajo, no en herencias como sucede en la actualidad, como fue el caso de los Rockefeller o los Ford.

Pero ese anonimato pasó a ser algo retórico. Hoy quienes más dinero tienen, también quieren ser admirados y la tribuna perfecta es el deporte. Con la globalización de la economía, el desarrollo de las comunicaciones y la codicia en muchos casos, por aumentar su fortuna, ha llevado a gente de todos los rincones del mundo, a hacer escandalosas ofertas para comprar franquicias con fama y abolengo que les reditúen en nuevas oportunidades de negocio y sobretodo, fama personal.

Hay casos apasionantes como el de Robert Kraft, el propietario de los Patriotas de Nueva Inglaterra que persiguió su sueño hasta conseguirlo, poseer al equipo de sus sueños, empleando capital proveniente de sus negocios personales.

Casos parecidos con el de Jimmy Jones con los Vaqueros de Dallas, Steve Ballmer (director ejecutivo de Microsoft durante 14 años) con los Clippers de la NBA, este último, pagando la escalofriante cifra de 2 mil millones de dólares por cumplir su “sueño”, descontando casi el 10% de su fortuna estimada en 21 mil millones en la operación de compra de la franquicia de manos del “racista” Donald Sterling.

NEGOCIOS SON FAMA… La batalla que libran actualmente todos los jeques del mundo árabe por hacer sus emiratos los más admirados, los han llevado a una multimillonaria guerra por construir “el rascacielos más alto”, por organizar el “evento con más clase” del mundo (dígase Formula Uno), pelear por la organización de un Mundial de Futbol (que le costará a Qatar más de 200 mil millones de dólares en total). Está la pelea también por tener la mejor línea aérea del mundo que sostienen Qatar Airways y Emirates (del Emirato de Dubai) y por supuesto, han comprado el “favor” de diferentes atletas destacados para que los representen en Juegos Olímpicos y Mundiales de diferentes especialidades.

Es de tal forma intensa la competencia que incluso Qatar, otorga un subsidio de 10 millones de dólares anuales a cada uno de los equipos de su liga de futbol, para que puedan “reforzarse” con estrellas extranjeras.

Pero hoy todo el mundo habla de Qatar, y fieles a la tradición del Islam y su profeta Mahoma, actúan siguiendo su precepto: ”Si la montaña no viene ti, ve tu a la montaña…” Así que los jeques de Qatar, Dubai, Ajmán, Abu Dabi y puntos circunvecinos han comenzado a “repoblar” regiones diferentes del mundo, adquiriendo espacios en propiedad y claro, la fama proveniente de los equipos y franquicias deportivas. Empezaron en la Liga Premier, España sufre ahora la invasión en medio de su crisis económica y en Francia, los Al Thani de Qatar por medio de Qatar Investment Authority adquirieron ya el 100% de las acciones del Paris Saint Germain, lo que ha transformado al equipo en el más rico de Francia y uno de los mas ricos de Europa y del mundo.

EVENTOS Y EVENTOS… La Fórmula Uno es el mejor ejemplo de que los eventos de vitrina son adorados por los ricos y poderosos. En la temporada 2017, el máximo espectáculo automovilístico visitará países exóticos en donde jeques, reyes, políticos y empresarios multimillonarios han influido para atraer el evento. Bahrein, Sochi (Rusia), Bakú (Azerbayán), Kuala Lumpur (Malasia), Singapur, México y Abu Dhabi, figuran en el calendario. Esto involucra a jefes de estado como Vladimir Putin de Rusia, a dos familias reales del Golfo Pérsico, a multimillonarios asiáticos y a uno de los hombres más ricos del mundo, el ingeniero Carlos Slim en México.

Esta el caso el caso de los que simplemente “patrocinan”, “organizan” u actúan como anfitriones de torneos de golf, como el de World Championship que se llevó a cabo muchos años en Doral, Florida en el campo de Golf de Donald Trump y que Ricardo Salinas (Grupo Salinas-Televisión Azteca, etc) se trajo a México hace unas semanas, mientras Alejandro Burillo Azcárraga volvió a ser el anfitrión del Abierto Mexicano de Tenis. Esta el caso de Larry Ellison, el magnate multimillonario, propietario de la empresa de sistemas computacionales Oracle, quien ha hecho de Indian Wells el centro de atención con uno de los torneos de tenis más importantes del mundo.

En nuestro país, familias de conocidos recursos como Zambrano (Tigres), Fernández (FEMSA-Coca Cola México-Rayados), Díez (Toluca), Azcárraga (América), han visto como otros prósperos empresarios se han sumado a la locura del futbol como las familias, Slim (León), Salinas (Morelia y Atlas), Vázquez Raña (Querétaro).

Se estima que 76 de los 100 hombres más ricos del mundo y 390 de los 500 más importantes multimillonarios, están involucrados, han comprado, promueven eventos o participan en la gestión de eventos deportivos y en la adquisición de franquicias deportivas en todo el mundo.

Fuente: La Crónica/Edgar Valore Berrospe