Científicos asocian bacterias digestivas con obesidad en niños mexicanos

Ciudad de México. Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) de México, encontraron evidencias de que las bacterias “megamonas”, “bacteroidetes” y “firmicutes”, alojadas en el tracto digestivo, pueden estar vinculadas con la obesidad en niños mexicanos.
Seguir leyendo “Científicos asocian bacterias digestivas con obesidad en niños mexicanos”

Desarrollan científicos mexicanos escáner facial de emociones

Un equipo multidisciplinario de académicos y estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrollaron un visor facial térmico que registra el estado emocional de un paciente, con el cual se puede determinar la evolución en su terapia psicológica en el tratamiento de dolor crónico. Seguir leyendo “Desarrollan científicos mexicanos escáner facial de emociones”

Científicos revelan nuevos datos sobre la tumba de Jesucristo

Los científicos extrajeron algunos fragmentos del material que mantenía unidas las piedras de los cimientos; se piensa que pudo haber sido construida por el emperador Constantino y su madre Seguir leyendo “Científicos revelan nuevos datos sobre la tumba de Jesucristo”

Crean programa de emprendimiento e innovación especial para científicos

Crean programa de emprendimiento e innovación especial para científicos | La Crónica de HoyLa UANL diseñó el proyecto de Creación de Empresas de Alto Impacto por Investigadores, integrado por cinco módulos de trabajo con sesiones flexibles con sus actividades académicas Seguir leyendo “Crean programa de emprendimiento e innovación especial para científicos”

Científicos intentan editar genes en paciente

Oakland, California. Por primera vez, un equipo de científicos ha intentado editar un gen dentro de un cuerpo humano, en un audaz intento de cambiar de forma permanente el ADN de una persona para tratar de curar una enfermedad. Seguir leyendo “Científicos intentan editar genes en paciente”

Más de 15 mil científicos instan a proteger el medio ambiente

Corvallis, EU.  Más de 15 mil investigadores de más de 180 países firmaron una “advertencia urgente a la humanidad” en defensa de una mayor protección del medio ambiente que hoy publica la revista especializada BioScience.  Se trata del segundo llamamiento de la comunidad científica tras el que realizaron hace 25 años. Seguir leyendo “Más de 15 mil científicos instan a proteger el medio ambiente”

Científicos trabajan en robots capaces de razonar como un humano

Expertos de la empresa Vicarius desarrollaron un modelo de inteligencia artificial capaz de resolver la prueba CAPTCHA que emplean algunos sitios de Internet para bloquear interacciones automatizadas.

Seguir leyendo “Científicos trabajan en robots capaces de razonar como un humano”

Científicos del Cinvestav diseñan drones con inteligencia artificial

Les permitiría tener autonomía de decisión durante el vuelo ◗ Sería más efectivo en tareas como la identificación de personas o en tareas agrícolas Seguir leyendo “Científicos del Cinvestav diseñan drones con inteligencia artificial”

Científicos mexicanos crean fórmula para proteger frutas de parásitos

Ciudad de México. Reducir las pérdidas poscosecha por parásitos y minimizar el uso de agroquímicos son retos que enfrentan los productores mexicanos para ser más competitivos, pero también de los científicos.

Seguir leyendo “Científicos mexicanos crean fórmula para proteger frutas de parásitos”

Científicos identifican genes ligados al insomnio

Londres. Contrario a la creencia popular, la predisposición al insomnio tendría un origen genético y no sólo derivado de factores de estilo de vida tales como el estrés, afirman investigadores que identificaron siete genes asociados a ese trastorno del sueño.

PUBLICIDAD

El insomnio es una de las quejas más frecuentes entre las personas, así que un equipo de científicos de Alemania, Islandia y Países Bajos se dio a la tarea de buscar mecanismos biológicos que podrían estar relacionados a la falta de sueño, a través de dos estudios genéticos.

El grupo de investigación, dirigido por la profesora Danielle Posthuma, del Departamento de Genética y Neurociencia, de la Universidad Vrije, Países Bajos, reclutó a 113 mil 006 individuos para conducir un estudio de asociación de genoma (GWAS) y otro basado en los genes de todo el genoma (GWGAS).

Los resultados de los análisis mostraron la primera evidencia que contradice la afirmación de que el insomnio es puramente una condición psicológica, sostienen los investigadores en un artículo publicado en la revista Nature Genetics.

Los investigadores identificaron siete genes (MEIS1, HHEX, RHCG, IPO7, Tsnare1, MED27 y SCFD2) que aumentan el riesgo en las personas a desarrollar la enfermedad del sueño.

El llamado MEIS1 ha sido previamente relacionado con otros dos trastornos del sueño, movimientos periódicos del sueño en las extremidades (PLMS) y síndrome de piernas sueltas (RLS), y las variantes de este gen “parecen contribuir a los tres trastornos”, sugieren.

“Estos genes desempeñan un papel en la regulación de la transcripción, el proceso donde el ADN se lee y hace una copia de ARN de la misma, y la exocitosis, la liberación de moléculas por las células para comunicarse con su entorno”, explican.

El equipo también encontró una fuerte superposición genética con otras características, tales como trastornos de ansiedad, depresión, neurosis y bajo bienestar subjetivo.

Los investigadores también estudiaron si las mismas variantes genéticas eran igual en hombres y mujeres, y encontraron que una parte de estas son diferentes y conducen de distintas formas al insomnio, cuya prevalencia es mayor en la población femenina (33 por ciento) que en la masculina (24 por ciento).

“Nuestros hallazgos son el inicio de un camino hacia la comprensión del insomnio en el ámbito de la comunicación dentro y entre las neuronas y, por lo tanto, hacia la búsqueda de nuevas formas de tratamiento”, asegura el profesor Van Someren, de la Universidad de Vrije y coautor del estudio.

Este descubrimiento podría allanar el camino a un mejor tratamiento de las personas que sufren de este trastorno del sueño común, el cual a menudo es muy desestimado y atribuido a que “todo está en la cabeza” del paciente, pero “todo estaría en los genes”.