Cibernautas mexicanos, víctimas de 21% de ‘ransomware’ en AL: expertos

Los usuarios de tecnologías de la información en México fueron víctimas de 21.03 por ciento de ransomware o extorsiones cibernéticas en América Latina entre 2015 y 2016, toda vez que descargaron 753 mil 300 aplicaciones de las cuales 14 mil 34 estaban afectadas, aseguró la empresa de ciberseguridad Trend Micro.  Seguir leyendo “Cibernautas mexicanos, víctimas de 21% de ‘ransomware’ en AL: expertos”

El caso de Ayotzinapa une a cibernautas de AL: especialista

¿Qué unifica en el ciberespacio a ecologistas ecuatorianos, a las Madres de Plaza de Mayo argentinas, a futbolistas bolivianos o a colectivos venezolanos y uruguayos? La tragedia ocurrida en Ayotzinapa hace un año lo ha conseguido.

Un estudio sobre la indignación y el activismo que se expresa por Twitter muestra que este caso se convirtió en un inusitado punto de encuentro de movimientos en América Latina y de diversas generaciones y causas en México.

Bernardo Gutiérrez, escritor nacido en Madrid, periodista y estudioso de la tecnopolítica, elabora una investigación para Oxfam, donde analiza este fenómeno en América Latina y dedica un capítulo a nuestro país. Para ello cuantifica 1.3 millones de tuits y observa los nodos que expandieron esta demanda de justicia con elhashtag #YaMeCansé como insignia.

Viajó de Sao Paulo, Brasil, donde reside, a México para presentar las conclusiones del estudio Nuevas dinámicas de comunicación, organización y acción en América Latina: reconfiguraciones tecnopolíticas,así como para conocer en directo lo que ha visto desde las redes sobre la lucha por encontrar la verdad de lo sucedido con los 43 normalistas desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

No sé si podemos hablar de un movimiento panamericano, pero sí es la causa regional más potente en décadas recientes, que ha unido a estudiantes, feministas, movimientos populares e indígenas en América Latina, afirma en entrevista. 

Para explicarlo se ha auxiliado de grafos, donde se pueden ver miles de puntitos, las cuentas que han movido esta indignación en Twitter, y las líneas de cómo interactúan entre ellas. 

Aparecen conectados movimientos tan heterogéneos como Yasunidos de Ecuador, Madres de Plaza de Mayo, de Argentina; la afición del equipo The Strongest, de Bolivia. En Chile, estudiantes, madres y jugadores de futbol grabaron un video en el cual relacionan el caso de Ayotzinapa con los desaparecidos de la dictadura y gritaban: no más desaparecidos en América Latina.

También surgieron cuentas y colectivos alrededor de estenuevo imaginario como@ayotzinapavzla (Venezuela),@comiteBolMex (Bolivia), @UyporAyotzinapa (Uruguay) o@caravana43sur.

Todo ello lo hace afirmar que se despertó un tímido nuevo panamericanismo en red, que renueva la idea de la patria grande y la unión de los pueblos hispanoamericanos, con diálogo con Brasil y eco global, en el que la solidaridad pesa más que la ideología.

Mientras en Méxicoprobablemente Ayotzinapa ha sido el punto de encuentro de las diferentes generaciones: del joven urbano, estudiante que está en las redes digitales y en Youtube, con quienes han participado en las luchas como el zapatismo, la huelga de la UNAM y San Salvador Atenco.

“En el ecosistema indignado de Ayotzinapa participaron tanto las redes del zapatismo y las diversas luchas populares como #Yosoy132, en una sincronía inédita. La viralización del hashtag-movimiento #YaMeCansé repercutió en el mundo mucho más que #Yosoy132”, añade su estudio.

Esa etiqueta, surgida tras la conferencia de prensa dada por el entonces procurador Jesús Murillo Karam, fue producto de la inteligencia colectiva indignada en tiempo real y se consolidó como campaña durante más de un mes a pesar de los ataques de bots.

Al PRI le complica la relección

Conocedor y activista en diversos movimientos, como el 15-M en España, dice que es incierto saber si esta lucha por la justicia repercutirá en la política representativa.

“Siempre hay un límite de la macropolítica y de lo que se puede cambiar o no. Muchas veces pasa lo que no planeas. En España nunca se pensó que cuatro años después de los indignados se tomaran todas las alcaldías grandes. Surgió el 15-M, indignados, hackers, ocupas,y probablemente caiga el gobierno cuatro años después en las urnas”.

Observa en México un caldo de cultivo, una narrativa general y una denuncia tan contundente, que (el PRI) por lo menos tendrá muy complicada la relección. Que caiga, no lo sabemos.

Es contundente al calificar la reacción de los poderes del Estado mexicano: “negacionista, insuficiente y muy mala. El gobierno es muy complejo por la impunidad que existe, el ‘paraestado’ (cuando el Estado pierde gobernabilidad) y la evidente injerencia de Estados Unidos. Les puede costar caro en lo electoral, no sólo en lo judicial y en las cortes internacionales”.

La Jornada/Claudia Herrera Beltrán