¿Todos debemos ser emprendedores? El debate de las universidades

CIUDAD DE MÉXICO.- Como en muchos casos en las familias mexicanas, soy la primera generación que ha logrado estudiar una carrera universitaria.

Como universitarios, en aquella época, no pensábamos que podríamos salir a crear un medio de información, pues para ello se necesitaban grandes recursos, nunca imaginamos que los medios digitales revolucionarían el mundo de la comunicación, y que obligarían a los tradicionales a reinventarse.

La historia viene a colación porque durante el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia 2018, más de 600 líderes en el tema educativo debatieron el papel de la universidad en este siglo y sus retos.

Uno de los ejes de la discusión fue la relación de las universidades con las empresas, de cómo formar a profesionales que pudieran vincularse correctamente con ese mercado laboral, siempre se ha hablado sobre que parecen dos mundos diferentes, cuando deberían de llevar el mismo sendero.

Si a ello agregamos la era digital, en donde la tecnología está transformando todo, hoy sabemos que muchos trabajos se van a automatizar y dejarán de existir, entonces el reto es formar a profesionistas que aprendan a aprender, incluso que desaprendan y sean resilientes, la tarea no es nada sencilla.

Y también en ese contexto apareció el boom del emprendimiento, y esa, me permitiría decir, casi obsesión, por que todos los universitarios generen empresas.

No me malentiendas, por supuesto que estoy a favor del autoempleo, pero también entiendo que ser un empresario requiere de autodeterminación y que siendo jefe trabajarás más, y en muchas ocasiones sin ninguna retribución.

Y entonces recuerdo mucho las palabras de Mónica Flores Barragán, presidenta de ManpowerGroup LATAM, en alguna conferencia, aseguraba que no todos debemos ser emprendedores, también alguien debía trabajar en las empresas, además porque no todos estamos diseñados para tener las habilidades de líderes, eso es una realidad, es más que un deseo, es parte de un mundo diverso.

Pero mucho más importante, creo que fue cuando aseguró, que para aspirar a crear y administrar una compañía primero se debe trabajar en una, esa experiencia servirá para saber y conocer lo que quieres en la que piensas construir.

La universidad entonces, creo que es más que un punto final, desde mi experiencia es el inicio, no sólo para crear emprendedores que busquen resolver algún problema en la sociedad, qué mejor que sea con visión social, es abrir las puertas de un mundo de posibilidades, de distintas formas de crecer tanto profesional como personalmente.

Es una ventana a un mundo por descubrir y no está determinada a lograr un camino uniforme para todos, es justo en su diversidad en donde está su riqueza.

Y es ahí también en donde radican los enormes retos que tienen enfrente quienes la dirigen, quienes están en ella, y quienes están del lado de la sociedad y las empresas, quienes recibirán a esos talentos que se formaron y salen al mundo a querer cambiar realidades o mejorarlas, cualquiera que sea su trinchera.

Fuente: Dinero e Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s