Conacyt resuelve anomalías en la nueva plataforma para el registro de aspirantes

Ciudad de México. El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) prevé concluir la asignación de becas de nuevo ingreso al posgrado nacional el próximo 15 de junio, luego de resolver las anomalías presentadas en la nueva plataforma para el registro de aspirantes, reconoció Dolores Sánchez Soler, directora adjunta de Posgrados y Becas del organismo.

En entrevista con La Jornada informó que hasta la fecha de las 7 mil 400 nuevas becas que se asignarán en el primer semestre del año, se tienen en proceso 6 mil 866, de las cuales a 4 mil 367 ya se les aplicó el pago de la beca desde la fecha en que inició el programa académico, y esta semana se pagará de forma retroactiva a otras mil 178.

En total, agregó, hemos resuelto los casos de 5 mil 545 becarios, mientras que 691 ya están en la última parte del proceso. Destacó que el Conacyt tiene garantizado el pago para las 7 mil 400 becas, por lo que nadie se quedará sin el apoyo comprometido para su posgrado.

Sánchez Soler reconoció que debido a la implementación de la nueva plataforma se presentó una operación más lenta en el proceso de asignación de becas nacionales de posgrado 2018. Una nueva plataforma presenta inconsistencias que se deben ir corrigiendo, además hay muchas reglas de operación de los programas de becas y se trata de un número considerable.

Indicó que el número de becas que aún está en revisión para su asignación y formalización con el becarios es un número menor, por lo que señaló que para el 15 de junio concluirá la atención de los casos que estén rezagados.

Estamos trabajando a velocidad crucero para atender a quienes aún están en el proceso de asignación, por lo que hemos pedido el apoyo a las universidades, afirmó la funcionaria, quien explicó que la nueva plataforma maneja millones de datos, y esto siempre tiene consecuencias inesperadas.

Por ejemplo, un aspecto que detuvo muchas solicitudes de becas, y que no había forma de identificar el problema, fue el reloj que ponía la hora de entrada al sistema y establecía la vigencia de la beca por hora, día y mes, por lo que aparecían becas de 25, 23 o 22 meses, cuando el reglamento es claro, se tiene una beca por 24 meses para cursar una maestría.

Era un aspecto, reconoció, que puede parecer banal, pero fue difícil detectarlo, porque si se ingresaba la solicitud a la media noche, la temporalidad de la beca era otra, incluso podía generar una diferencia de un mes menos de lo previsto.

Por lo que respecta a los cuestionamientos sobre la reducción en el número de becarios, indicó que las cifras se han mantenido, y se está atendiendo a la totalidad de la demanda, pues recordó que sólo 60 por ciento de quienes cursan un posgrado solicita una beca al Conacyt, y son los programas de cada universidad los que definen la matrícula, es decir, el número de lugares que disponen cada año para alumnos de nuevo ingreso.

Fuente: La Jornada/Laura Poy Solano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s