Meade, el más preparado; Anaya se repitió; AMLO flotó otra vez; El Bronco, extraviado

En Tijuana, discutieron sobre inversión, seguridad fronteriza y derechos de migrantes; abundan ataques entre los aspirantes, aunque hubo más propuestas

En el segundo debate presidencial celebrado ayer en Tijuana, Baja California, donde por primera vez en la historia hubo público en vivo, se priorizaron más los ataques entre los candidatos. En las dos horas del encuentro, José Antonio Meade reflejó que fue el más preparado, pues expuso en todas sus intervenciones datos, cifras y propuestas; el frentista Ricardo Anaya utilizó la misma estrategia del primer debate, al hacer uso de sus dotes histriónicos y buena oratoria.

Mientras que al morenista Andrés Manuel López Obrador se le vio flotando y utilizando su misma retórica contra “la mafia del poder”, mientras que el independiente Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, estuvo extraviado, sin articular ideas concretas de una posible gobernabilidad.

En el primer bloque sobre “Comercio exterior e inversión”, los cuatro presidenciables iniciaron ataques, principalmente contra López Obrador, el puntero en las encuestas: el tabasqueño no perdió la oportunidad de presumir que va 25 puntos arriba de los demás, a lo que  El Bronco respondió que éstas “no son suficientes. Hoy el Santos le ganó al Toluca y todo el mundo decía que ganaba el Toluca”.

Los aspirantes externaron coincidencias sobre si el Tratado de Libre Comercio (TLC) se cancela será necesario abrir y buscar nuevos mercados con otros países.

Meade, indicó que se tienen muchas oportunidades comerciales que se aprovecharán si resulta ganador en los próximos comicios, y agregó que su gobierno no admitiría ningún acuerdo comercial “que no esté basado en el respeto. No voy a permitir bajo ninguna circunstancia que se nos falte al respeto… ¡jamás!”, señaló el cinco veces secretario de Estado en relación a los señalamientos del presidente estadounidense, Donald Trump, en el sentido de que los migrantes “son animales”.

Anaya, por su parte, calificó de error el que el Gobierno federal invitara a Trump cuando aún era candidato presidencial  y agregó que, de triunfar en las elecciones, lo confrontará  “con dignidad y firmeza”.

A su vez, López Obrador comentó que si gana, combatirá primero la corrupción y fortalecerá el mercado interno y la autosuficiencia alimentaria ante las amenazas del empresario.

“En esa medida vamos a ser fuertes y no nos va a importar la amenaza de ningún gobierno extranjero”, señaló.

En este tema, El Bronco habló de actuar contra las ofensas de Trump nacionalizado incluso instituciones bancarias, como Banamex, para que “él entienda también. ¿Qué tal si recuperamos Banamex? Yo tengo un equipo trabajando en eso”.

En el segundo bloque, denominado “Seguridad fronteriza y combate al crimen transnacional”, los cuatro candidatos presidenciales se comprometieron a trabajar para erradicar la violencia y la delincuencia, el tráfico de armas y de drogas, así como para erradicar la trata de personas.

López Obrador resaltó que la violencia no se puede combatir con violencia, pues “la estrategia que han seguido PRI y PAN para atacar a delincuentes ha sido fallida”.

Dijo que primero es necesario  atacar la corrupción y terminar con los ladrones de “cuello blanco”: “El ladrón que más daña es el de cuello blanco, el político corrupto, esa es la peor plaga que afecta a nuestro país y la vamos a acabar”.

En ese rubro, Anaya coincidió en que para que haya seguridad se debe combatir la corrupción, además de otras estrategias para restablecer el tejido social. “Necesitamos policías limpias, atacaremos las causas, promoveremos el deporte, la cultura, que haya oportunidades para los jóvenes”, señaló el panista.

Indicó que exigirá a EU hacer su parte en materia de tráfico de armas y drogas: “Allá se drogan y nosotros hacemos de todo y a un costo altísimo, y meten además al país más de 200 mil armas anualmente que generan la violencia, debemos atenderlo”

El Bronco dijo que el tráfico de armas y drogas se debe a la corrupción en las aduanas, por lo que “cambiaremos a todos los aduanales, y sí se puede mocharles la mano. Acabaré la corrupción en aduanas”.

En su intervención, Meade externó que la violencia se debe a un problema de armas, pero también de impunidad, al tiempo que leyó parte de un expediente.

“‘Soy la comandante Nestora Salgado… a cambio de la libertad de su hija me tiene que entregar la cantidad de 5 mil pesos’. Nestora es candidata plurinominal al Senado por Morena. Es una vergüenza que promuevas a delincuentes. Una secuestradora está libre. Andrés Manuel López Obrador, queda en tu conciencia”, le dijo al tabasqueño.

También se comprometió a blindar en un año la frontera norte de México con tecnología para detectar desde armas y evitar que lleguen a la delincuencia.

Los ciudadanos que acudieron al debate también lamentaron la violencia de género y trata de personas, por lo que exigieron propuestas para erradicar ambos flagelos.

Al respecto, El Bronco aseguró que Nuevo León es el único estado del país que ha hecho operativos encubiertos para combatir la trata, y propuso replicarlos a nivel nacional; además de enviar una iniciativa al Congreso para castigar a quienes lucran con el cuerpo de una mujer: “Y para que sean aprobadas no debemos tener un Congreso palero.  Enviaremos una iniciativa contundente y que se aplique la ley”.

López Obrador fue cuestionado sobre sus propuestas para controlar el crecimiento de la producción y tráfico de opioides en México. Reiteró que para combatirlo buscará primero erradicar la corrupción; “Si se acaba con la corrupción el campesino que tiene que sembrar la amapola tendrá opciones y alternativas para cambiar”.

Meade pidió al tabasqueño no criminalizar la pobreza, y dijo que él, por su parte, buscará atender las causas reales para erradicar la producción de drogas.

En su oportunidad, Anaya dejó de lado el tema de los opioides para atacar a AMLO, de quien dijo que “propone una cantidad de disparates, propone una vía férrea de Salina Cruz a Coatzacoalcos pero ya existe”.

El tabasqueño reviró: “Sí existe, pero desde la época de Porfirio Díaz, está en el olvido”, y agregó: “Anaya es un demagogo canallita, los dos, Anaya y Meade pertenecen a la mafia del poder, los dos han llevado al país a esta situación de pobreza inseguridad y violencia”.

“Serénate AMLO no te enojes”, le respondió al morenista el abanderado del albiazul, mientras que Meade hizo uso de su derecho de réplica y sentenció: “A mí no me compares Andrés, soy el único que tiene una vida limpia, que es honesto y quien puede ver a la gente a los ojos. Te pido respetuosamente que no me metas en la misma canasta”.

En el tercer bloque sobre el derecho de los migrantes, se caracterizó por los ataques entre Anaya y López Obrador; éste último  llamó al panista “Ricky, Riquín, canallín” luego de que el frentista acusó a Meade de haber estudiado en el extranjero con recursos del Gobierno federal y al tabasqueño de enviar a su hijo a estudiar a España.

“¿No que muy nacionalistas? Los dos son unos hipócritas”, dijo Anaya.

El tabasqueño señaló que de ganar los comicios, su gobierno tendrá una relación de amistad con EU y no de subordinación. En ese momento, anunció que enviaría a Alicia Bárcenas como embajadora de México ante la ONU.

Y reiteró que de todos sus contrincantes era el que más experiencia tiene porque es el que tiene mayor edad. Sin embargo, El Bronco, reconoció que lo suyo no era experiencia sino perseverancia por buscar llegar a la Presidencia durante los últimos 18 años. Anaya, por su parte, le contestó al morenista: “El problema no es tu edad, el problema son tus políticas viejas. El problema es que no entiendes lo que pasa en el mundo”.

  • El Dato: A Margarita Zavala le correspondía, por sorteo, iniciar el debate, pero al abandonar su contienda ese lugar le correspondió al otro independiente, Jaime Rodríguez.

Con información de Antonio López, Fernando Nava y Yuriria Rodríguez

Así llegaron los presidenciables al segundo debate

Los cuatro candidatos a la Presidencia de México arribaron en tiempo y forma al gimnasio de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), en Tijuana, para la edición del segundo debate. El primero que llegó fue José Antonio Meade, de Todos por México, quien afirmó que “este es un debate que nos va a permitir reflexionar en tres temas muy importantes”; le siguió Ricardo Anaya, de Por México al Frente, quien tras saludar a los reporteros ingresó al recinto sin emitir ningún mensaje; después arribó el independiente Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, quien señaló que los ciudadanos están cansados de spots y dijo que en el encuentro “hablará con el corazón”; finalmente llegó Andrés Manuel López Obrador, de Juntos Haremos Historia, quien dedicó su participación a los migrantes.

 Fuente: La razón/María Cabadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s