Obra maestra de Rufino Tamayo busca batir récord de venta en NY

13

La pieza Perro aullando a la luna fue pintada por el artista en 1942; inspirada en el Guernica, plasma el horror de la II Guerra Mundial

Realizada por el artista mexicano Rufino Tamayo y considerada como una de sus obras maestras, Perro aullando a la luna es la pieza de arte latinoamericano que podría hacer historia en el mundo de las subastas el próximo 14 de mayo.

Sotheby’s de Nueva York pondrá a la venta el cuadro con una puja inicial de 7 millones de dólares, el precio más alto que se ha fijado por una obra de Tamayo.

En un comunicado, Sotheby’s destacó que Perro aullando a la luna, creada en 1942, es la última gran obra de la celebrada serie de animales pintada por el artista oaxaqueño.

La pieza, que “captura la angustia existencial que siguió al inicio de la Segunda Guerra Mundial”, estuvo en manos de coleccionistas privados por 25 años. La serie en la que Tamayo pintó varios animales con apariencia salvaje plasma el dolor que provocó la Segunda Guerra Mundial, desolación, angustia y tristeza.

La pieza que será subastada la próxima semana está inspirada en el Guernica , una obra realizada por Pablo Picasso en 1937 y en donde plasmó los horrores de la Guerra Civil Española.   

Aunque las obras del pintor oaxaqueño se distinguieron por su paleta de colores vibrantes en lugar de los tonos apagados que se pueden encontrar en la pintura del español, ambos reflexionaron sobre el impacto de los conflictos en las conciencias de las personas.

Perro aullando a la luna fue pintado por Tamayo durante un viaje a  Nueva York, donde el artista alcanzó el reconocimiento internacional como un destacado exponente del arte moderno. El cuadro está considerado como uno de los mejores cuadros del pintor que quedaron en manos de coleccionistas privados, de acuerdo con Sotheby’s.

La obra se exhibió por primera vez en Valentine Gallery en Nueva York, y alguna vez fue propiedad de Peter G. Wray, uno de los principales coleccionistas de arte mexicano precolombino y moderno en Estados Unidos en las décadas de los años 70 y 80.

Fue la actriz de Hollywood, Evelyn Keyes la primera que adquirió la pintura de la Galería de Arte Mexicano cuando Inés Amor era la galerista líder en la Ciudad de México.

“Wray, sin duda, apreciaba las alusiones a la antigua Colima y Veracruz aún aparentes en esta poderosa imagen”, señaló la casa de subastas.

La obra fue exhibida en abril pasado en Hong Kong, convirtiéndose así en la primera pintura latinoamericana que viajará a esta ciudad. En Nueva York es exhibida desde el  4 de mayo pasado.

La directora de Arte Latinoamericano de Sotheby’s, Anna Di Stasi, dijo que la subasta del cuadro de Tamayo continúa su enfoque pionero para presentar obras de artistas latinoamericanos a coleccionistas en todo el mundo.

“Muchos de estos artistas trabajaron y se exhibieron junto a sus pares europeos y estadounidenses en reconocidos museos, galerías y otras instituciones; es apropiado que estas mentes inmensamente creativas se reúnan en nuestras ventas globales de las bellas artes”, consideró Di Stasi.

Simon Shaw, codirector mundial de arte moderno e impresionista de Sotheby’s, apuntó que los coleccionistas internacionales están listos para buscar lo más destacado. 

 Fuente; La razón online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s