Juan Carlos Osorio, entre los mejores 18 técnicos del mundo

Ayer, la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol (IFFHS) dio a conocer a los mejores entrenadores de selecciones nacionales de 2017, y Juan Carlos Osorio se ubicó en la décimo séptima posición con un solo punto, a 298 de distancia de Joachim Löw, estratega de la selección campeona del mundo,  Alemania, quien comanda la lista y con quien comparte grupo en la próxima justa de Rusia 2018.

Además, el timonel del combinado de Suecia, Janne Andersson, el oro rival del tricolor, es decimocuarto con cinco puntos. El ranking fue hecho gracias a la opinión de expertos de 91 países diferentes, quienes eligieron a Löw. El segundo puesto fue para Tite, timonel de la selección de Brasil, aunque la diferencia respecto al alemán fue abismal (299 por 125). El alemán consiguió el título de Confederaciones con un equipo completamente alternativo, con el que venció a equipos como Chile, México y Camerún.

De los 18 mejores ubicados de acuerdo al análisis, seis son del Continente Americano y entre ellos hay tres argentinos, un uruguayo, un brasileño y un colombiano, gracias a Osorio. Esta designación es la segunda que se le otorga a Löw en su carrera como entrenador, luego de que la primera la consiguiera en 2014, gracias al título de Copa del Mundo en Brasil.

La fórmula de Osorio. El técnico del Tri es un tipo que llegó temprano al futbol, pero este deporte caprichoso lo aceptó a regañadientes. El nacido en Santa Rosa de Cabal sólo jugó cinco años como profesional. Una lesión lo sacó de las canchas. De ahí en adelante se dedicó a estudiar para adentrase al mundo del balompié. Se dedicó a anotar en una libreta lo que veía. Con rojo lo más relevante, fuera positivo o negativo, y con azul lo que merecía su atención pero no era fundamental. “Es mejor tener un lápiz corto que una memoria larga”, así se lo decía su papá.

Juan Carlos es metódico a rajatabla. Hombres como el Pibe Valderrama, Maradona o Cuauhtémoc Blanco no precisaron de esa formación académica para ser lo que fueron. Osorio, por su parte, estudió fisiología del ejercicio y rendimiento humano durante cuatro años en la universidad Southern Connecticut State, de Estados Unidos. Después hizo una especialización sobre ciencias y futbol en la universidad John Moores, en Liverpool. Tiene licencia de técnico de la Asociación Holandesa de Futbol y licencia de director técnico tipo A de la UEFA.

Se basa en un juego en relación con el funcionamiento humano; hace que sus futbolistas jueguen y repitan los movimientos. Insiste en crear escenarios lo más parecido a la realidad, para establecer comportamientos en sus pupilos y que luego ellos lo hagan ya de forma inconsciente.

Por ejemplo, cuando llegó a Millonarios, en 2006, pidió ensanchar el campo de juego de El Campín. Mandó a correr las dos bandas laterales para poder sacar provecho de los extremos, que tanto le gustan. Sin embargo, su método no es infalible. Tienen grietas.  Perder 2-0 contra River Plate en el Monumental en la final de la Copa Sudamericana 2014, cuando dirigía a Nacional, y el Chile 7-México 0 en la Copa América Centenario, en 2016, han sido sus experiencias más difíciles.

Y es que es justo su metodología, lo que lo ha puesto en boca de todos para bien y para mal. Las rotaciones han sido su cruz más recurrente, además de que este año que está por terminar no le fue nada bien en la Confederaciones, ni en la Copa Oro, pues en ambos torneos tuvo un paso gris. Uno de sus últimos desplantes fue revelado por Gallito Vázquez, quien habló ayer sobre su ausencia en el Tri y mencionó que su altura es el principal motivo por el que el estratega no lo toma en cuenta.

“Nadie me avisó que estaba en otro club”

América dejó ir a Pablo Aguilar, quien participó en 13 partidos como titular del reciente Apertura 2017. Pese a que su desempeño parecía avalar la permanencia, ahora su futuro está con los Xolos, así se concretó durante el último draft y fue el paraguayo el último en enterarse.

“No sé de dónde salió eso, yo en ningún momento pedí salir del Club. Las cosas como son, a mí nadie me ha avisado que estoy en otro club, estoy enterado por la prensa, después hablé con la gente de Xolos, pero la gente de América ni he hablado con ellos”, declaró el jugador.

A pesar de la falta de información, el guaraní considera que se va bien del club y deja una buena imagen. “En ningún momento tuve conflicto con nadie, ni con directivos ni cuerpo técnico. Son cosas que pasan, de última Tijuana quería contar conmigo y se dio la negociación  y tal vez ése fue el motivo”.

El zaguero llegó a las filas del América para el Clausura 2014 y desde entonces, disputó 147 encuentros entre todas las competencias, registró 18 goles y 8 asistencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s