Trama de Voces ocultas asusta, pero a la crítica

La cinta dirigida por Eric Dennis Howell tiene un inicio interesante, pero termina por ser exagerada, afirman analistas de cine; sobresalen efectos visuales

Siempre es agradable encontrarse con una película que apuesta por inscribirse en la línea clásica de las películas de fantasmas. Más aún cuando para ello recurre a una elegante fotografía y un espectacular diseño de producción, aunado a un guión bien estructurado en términos generales.

Por desgracia, el drama sobre el que el director Eric Dennis Howell pretende sustentarVoces ocultas resulta  interesante como premisa y punto de partida, pero termina por perderse entre la exagerada lentitud de las secuencias que deambulan entre lo manipulador y la cursilería. Lo predecible de algunos de los ingredientes  y las actuaciones que van de lo contenido a lo artificioso.

  • El Dato: La cinta está basada en la novela homónima de Silvio Raffo. Su filmación inició en 2014.

Hay que reconocer que el reparto, en el que se incluye Marton Csoka y Edward George Dring, se esfuerza por mantener el tono. Gracias a ellos se sostiene la intensidad de un relato, en donde el exceso de adornos visuales y regodeo del tratamiento parecen tener como consigna asfixiar el conflicto y el desarrollo de las relaciones entre los mismos.

Destaca el desempeño de Emilia Clarke  —Sarah Connor en Terminator Génesis — que pese a un comienzo titubeante, conforme la película avanza logra delinear a una muy convincente enfermera que a mediados del siglo pasado es contratada para cuidar a un niño que vive con su padre en una gigantesca construcción italiana, quien desde la muerte de su madre no ha vuelto a hablar; lo cual le lleva a quedar atrapada en una inquietante vorágine de situaciones que trastocan su emociones y sus creencias. Así que a pesar de lo endeble y algo pretencioso del suspenso prometido por Voces Ocultas, lo cual debería ser el recurso ideal para equilibrar el drama y lo sobrenatural, no todo está perdido, el impecable acabado en conjunción con el afán y oficio de los actores logra entregar momentos de gran belleza y una que otra composición envolvente. Se trata de una película que puede resultar medianamente entretenida y visualmente disfrutable si no se es muy exigente y se ha  dormido bien antes de ir a verla.

 Fuente: La razón/Jesús Chavarría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s