Muestran relación Rivera-URSS en apuntes de viaje, pósters…

Exhiben 289 piezas en Museo Casa Estudio sobre sus dos visitas; detallan intento del artista de exportar el muralismo; abre mañana

Entre 1927 y 1928 Diego Rivera, invitado por el el Partido Comunista Mexicano, realizó dos viajes a la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). De aquella estancia quedaron carteles y cartas, además cuadros que revelan el afecto del muralista por las personas  y los paisajes rusos.

Con 289 piezas, los museos de Casa Estudio Diego Rivera, Frida Kahlo y Mural Diego Rivera —ambos pertenecientes al INBA— inauguran este 30 de noviembre la exposición  Diego Rivera y la experiencia en la URSS, una retrospectiva que detalla  los viajes del artista.

“Ésta es la primera vez que se profundiza en las dos estancias de Diego Rivera en la URSS. La primera fue en 1927, cuando fue invitado por el Partido Comunista Mexicano para celebrar el décimo aniversario de la Revolución rusa. En su viaje también impartió clases y conferencias sobre el muralismo e incluso inició la creación de una monumental obra que no fue concluida, la segunda fue en 1955 cuando acudió a recibir un reconocimiento” aseguró María Estela Duarte, una de las curadoras de la muestra.

Por primera vez una exposición pone a la luz pública objetos personales que Diego Rivera coleccionó en aquel viaje y paralelamente los proyectos que tenía en mente para realizar en México. Entre ellos la construcción de una casa desde donde fuera posible mirar el Ajusco.

La curadora dijo que  la exposición puede verse como un diario en el que el muralista plasma sus impresiones sobre una nación que consideraba era el símbolo del desarrollo.

“Es una serie que puede verse como un diario de viaje, donde registró paisajes, personas, el clima y sus cambios de ánimo reflejados en su obra”, comentó.

Afirmó que a partir de sus visitas  Rivera comenzó a redefinir a los personajes de su propia obra.

“El viaje de Diego Rivera a Moscú en 1927 fue esencial en lo relativo a la conceptualización de su obra, que comenzó a incluir soldados soviéticos y obreros como protagonistas”, dijo.

Diego Rivera tuvo en México grandes influencias rusas para trabajar en su estética y también llevó costumbres nacionales a aquel país, pues de cierto modo, quería introducir el  muralismo en Moscú.

Dos años antes de su muerte  Diego realizó su última visita a Moscú. Aunque aún falta analizar los registros de la extinta URSS al respecto el archivo de su cuarta esposa, Emma Hurtado, quien conservó el material de esta visita, reveló  que el pintor aprovechó para ser tratado del cáncer que padecía en el Hospital Botkin.

El elemento que unirá a ambas sedes de la muestra es una selección de 21 carteles que envió el gobierno ruso a Rivera tras su segunda estancia.

Dichos carteles presentan claramente la estética del realismo socialista que también influyó en el muralista mexicano, y los cuales pertenecen al acervo del MCEDRyFK.

 Fuente: La razón/Fernando Nava

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s