La startup veracruzana que convierte objetos comunes en productos inteligentes

Aldo y Leonardo Velázquez, Zeus Portillo y Rodolfo Perdomo, fundadores de Product Tracker crearon una plataforma para implementar el Internet de las Cosas (IoT por las siglas en inglés de Internet of Things) en los negocios y convertir un artículo sencillo en un smart product.

Convertir un artículo sencillo en un producto inteligente smart product de manera simple y económica ya es posible gracias a la tecnología Near Field Communication (NFC). Ésta se incorpora en los objetos a través de un chip que se conecta por Internet a una plataforma segura en la Nube y que permite acceder a información, dar seguimiento en tiempo real a actividades, hacer promociones y personalizar experiencias de marcas.

Uno de sus primeros usos masivos en el país ocurrió durante la XXXIV edición del Maratón de la Ciudad de México, que se celebró en agosto del 2016. Ese día, 35,000 corredores portaron una playera inteligente con la que conocieron en tiempo real la velocidad en la que recorrían la ruta, su ubicación exacta, y el personal médico pudo acceder a sus datos (nombre completo, edad, género, tipo de sangre, padecimientos y el número de contacto de un familiar) de forma inmediata en caso de una emergencia.

Esto es posible gracias a la tecnología desarrollada por Product Tracker, una startup fundada en Veracruz en 2014 de la mano de Aldo y Leonardo Velázquez, Zeus Portillo y Rodolfo Perdomo, quienes crearon una plataforma para implementar el Internet de las Cosas (IoT por las siglas en inglés de Internet of Things) en los negocios.

La tendencia dicta que cada vez más se usará el IoT para mejorar la experiencia del usuario. El director de marketing de Product Tracker, Zeus Portillo, está convencido de que se trata de la tercera gran revolución del internet, esto si se considera que la primera fue cuando inició y la segunda fueron las redes sociales, pues ahora las personas no son las únicas que interactúan con la red, sino también los objetos comunes.

Un problema millonario 

La empresa surgió como una alternativa frente al problema de la piratería de medicamentos que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México es del 10% y puede alcanzar hasta un 50% en algunos casos de medicamentos contra el cáncer y retrovirales.

Pero este flagelo no es exclusivo del sector salud. Según datos de American Chamber Mexico, el 50% de las bebidas alcohólicas son robadas o clonadas.

“Incluso llegan a venderse dentro de tiendas departamentales sin que el consumidor se percate de ello”, advierte Leonardo.

La piratería genera pérdidas por más de $40,000 millones en el país, señala el Centro de Investigación para el Desarrollo. Los productos más expuestos al plagio son: medicamentos, cigarros, licores, llantas, tenis, boletos de conciertos y prendas con licensing, advierten los emprendedores.

El problema es mayor, ya que un holograma o un marbete es sencillo de falsificar y el usuario no lo nota; en tanto que un código QR identifica un producto y no una unidad, explica Zeus, quien cuenta con más de 15 años de experiencia en la industria del marketing digital. La solución tenía que venir, por tanto, aparejada de una tecnología fácil de usar y accesible a la mayoría de los consumidores, nada mejor que a través del IoT. “Se trata de una de las tendencias más trascendentes que revolucionará a los mercados en los próximos cinco años de forma tan radical como el inicio del Internet”, afirma Leonardo. Tan es así que la consultora IDC afirma que el mercado del IoT tendráun valor US$1,700 billones para el año 2020.

La mesa estaba puesta para crear la solución y adaptar la tecnología, consideraron los emprendedores, quienes se plantearon la idea del negocio desde 2008. Un lustro después, en 2013, la mayoría de los teléfonos celulares presentes en el mercado integraban ya un lector NFC. De esta manera y con una inversión de $2 millones, desarrollaron una plataforma en la Nube, donde alojan una base de datos segura que permite identificar de manera unitaria los productos por medio de un chip NFC adherido a cada artículo o empaque. El proceso es muy sencillo: el usuario baja una aplicación móvil llamada OriginApp (disponible para Android), que actúa como interfase con la base de datos y así puede acceder a la información de cada producto.

Lector NFC / Product Tracker

Fuente: Entrepreneur/Yanin Morales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s