Roberto del Cueto, decano en la Junta de Gobierno, sería gobernador interino de Banxico

En ausencia del gobernador, el  subgobernador con mayor antigüedad en el cargo será gobernador interino del Banco y presidirá la Junta de Gobierno, tal como lo señala la Ley del Banco de México en el Capítulo VI, Artículo 41.

En ausencia del gobernador, el  subgobernador con mayor antigüedad en el cargo será gobernador interino del Banco y presidirá la Junta de Gobierno, tal como lo señala la Ley del Banco de México en el Capítulo VI, Artículo 41.

Esto significa que de darse el caso, el gobernador interino de Banxico sería Roberto del Cueto, quien está en la Junta desde el año 2007.

Este candado legal es visto por funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) como una previsión que subraya la institucionalidad del banco central mexicano.

La referencia es oportuna si se toma en cuenta que sigue la cuenta regresiva para que Agustín Carstens asuma el cargo de Gerente General del Banco de Pagos Internacionales (BIS) en Basilea, Suiza y deje el puesto de gobernador del Banco de México.

Carstens debe estar despachando en el BIS el 1 de diciembre próximo, lo que significa que en 21 días, el Banco de México se quedará sin gobernador.

Banxico seguirá andando

El Subdirector de Estudios Económicos del FMI, Gian María Milessi Ferreti, explicó a El Economista, que el escenario previsto en la Ley del Banco de México, es un mecanismo que otorga certidumbre de que la autoridad monetaria  continuará  operando con normalidad.

Desde octubre, cuando se realizó la entrevista, el funcionario del FMI confió que el presidente del país tiene en mente el tiempo que le queda al Gobernador Agustín Carstens en Banco de México, ya que él mismo le solicitó mantenerse unos meses más en la institución.

 “Recordemos que él mismo acordó con el Gobernador los plazos y salidas”. Pero aun si no nombrara al relevo en los tiempos oportunos, recordó que la misma institución tiene mecanismos para actuar.

En su opinión, “el Gobernador Agustín Carstens ha tenido un destacadísimo desempeño”, pero dijo que no es el único que sostiene el buen manejo del banco central.

Ortiz y Carstens, los antecedentes

Las designaciones de Guillermo Ortiz Martínez y del mismo Carstens, se dieron con 15 y 22 días de anticipación a la salida del Gobernador en turno.

Cuando el Presidente Felipe Calderón, nominó a su Secretario de Hacienda, Agustín Carstens como sustituto del Gobernador saliente del Banco de México, Guillermo Ortiz, era 9 de diciembre del año 2009.

El  Senado ratificó la designación para el 14 de diciembre del mismo año. Esto significa que la designación presidencial del nuevo Gobernador del Banco de México, se dio 22 días antes de la salida del Gobernador Ortíz Martínez.

El periodo de Agustín Carstens al frente de la Junta de Gobierno, inicio el 1 de enero del año 2010.

Para el relevo del primer Gobernador de la vida autónoma de Banxico, Miguel Mancera, el Presidente Ernesto Zedillo nominó también a su Secretario de Hacienda, Guillermo Ortiz Martínez.

La designación se formalizó el 15 de diciembre de 1997, exactamente 16 días antes del fin del cargo de Mancera, que era el 31 de diciembre de ese mismo año.

Relevo gobernará entre 4 y 6 años

Hay que recordar que los históricos relevos de Mancera y Ortiz, se dieron en cumplimiento de los plazos de gobierno fijados para cada uno. El caso específico de la sustitución de Agustín Carstens, se da interrumpiendo el segundo periodo de su Gubernatura, que es de seis años, por la renuncia del funcionario.

Esta excepción es prevista por la misma Ley de Banco de México, en el Artículo 41:

“… Los miembros que cubran vacantes que se produzcan antes de la terminación del periodo respectivo, durarán en su cargo solo por el tiempo que faltare desempeñar al sustituirlo. Si bien al término del periodo que corresponde al Gobernador”.

Esto significa que si el relevo viene de fuera del Banco de México, tendrá que estar los 4 años que restaban al periodo de Carstens, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2021.

El mismo artículo prevé que si el sustituto, es uno de los actuales Subgobernadores en funciones, “el nombramiento referido será por seis años, independientemente del tiempo que hubiere sido Subgobernador”.

Fuente: ymorales@eleconomista.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s