Esperan aumento de mariposas monarca en los santuarios del Edomex y Michoacán

Hibernación. La temporada pasada, la especie disminuyó alrededor de 27 por ciento a su llegada a los bosques mexicanos. En este periodo, científicos realizarán nuevas investigaciones, al poner en marcha en programa de ciencia ciudadana e implementar nuevos proyectos ciudadanos de conservación

La próxima temporada de hibernación de mariposa monarca en nuestro país está por comenzar y conservacionistas, científicos, gobierno y sociedad civil esperan gratas sorpresas. La principal es la recuperación de las poblaciones que copen los bosques de oyamel en el Estado de México y Michoacán, y con ello la oportunidad de hacer nueva investigación e implementar nuevos proyectos ciudadanos de conservación.

“La temporada pasada de hibernación tuvo un descenso del 27 por ciento, por ello la superficie que ocuparon entre noviembre de 2016 y marzo del 2017 fue de alrededor de 2.9 hectáreas, a diferencia de las cuatro hectáreas de la temporada anterior a esa”, señaló Eduardo Rendón, coordinador del Sistema Neovolcánico y Mariposa Monarca del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) México.

El especialista dijo que el decremento del periodo actual se debió en buena medida a las tormentas invernales que aumentaron la mortandad de las monarca, lo cual habría sido una consecuencia del cambio climático.

En entrevista, agregó que estudios de Orley R. “Chip” Taylor, investigador de la Universidad de Kansas, fundador y director del programa Monarch Watch, refieren que para esta temporada la población se recuperaría, con base en el monitoreo realizado de la Danaus plexippus en etapas tempranas y las generaciones de adultos listos para la migración a nuestro país. “El número de mariposas que llegan a nuestro país es consecuencia de aquel que se reprodujo en EU”.

Hace alrededor de cuatro temporadas se reportó la menor densidad poblacional de monarca registrada en más de dos décadas: alrededor de 0.67 hectáreas de bosque. Los científicos hallaron una relación entre esta disminución y el uso de herbicidas en EU en cultivos de soya y maíz, que afectaban también a las asclepias o algodoncillo, que las larvas de la mariposa utilizan para alimentarse de manera exclusiva.

“Esos decrementos enormes en ocupación se debían al uso indiscriminado de herbicidas, el cual eliminó hasta casi el 60 por ciento de algodoncillo a inicios de esta década. Eso repercutió gravemente en la reproducción de la monarca”.

A estos problemas se sumaría también la degradación histórica de los bosques de hibernación en México, debido a la tala clandestina y falta de explotación sustentable, añadió Rendón. “Hubo protección, no obstante, la perturbación ya había ocurrido. Sin embargo, desde 2009 la tala clandestina se ha mantenido en niveles bajos —ahora es sólo del 0.65 por ciento— y se ha controlado en la en zona núcleo de la reserva”.

Esto fue posible mediante la coordinación de distintos niveles de gobiernos, sociedad civil y alianzas como la de WWF con la Fundación Telmex Telcel, apuntó, mediante las cuales se ha apoyado a dueños de ejidos, los principales conservadores de la mariposa monarca. “Hoy en día, la tala clandestina está prácticamente erradicada”.

Además, debido al decremento de mariposas registrado entre 2013 y 2014, Canadá, EU y México crearon una alianza de conservación conjunta, para evitar el problema de los herbicidas, además de monitorear la migración de la especie y busca restaurar sitios a lo largo de ésta para que tengan un camino más sano y nutrido.

TEMPORADA 2017-2018. Resueltos los problemas de los herbicidas y tala de su hábitat en México, el experto de la WWF, atribuye el éxito de conservación al respaldo institucional que ha habido en los tres países y de forma local. Con la recuperación de las poblaciones esta temporada, ahora los especialistas buscan ir más allá.

Hasta ahora, menciona Rendón, no hay forma de calcular la población exacta de mariposas que pueblan los bosques mexicanos, menos aún existe el método para cuantificar cuántas emprenden la migración desde el vasto territorio canadiense-estadunidense. Ahora, investigadores de la Universidad Michoacana, junto con la WWF-Telmex-Telcel, emplearán un nuevo método con el uso de imágenes en alta resolución y programas computacionales para estandarizar una forma de cuantificar el número de mariposas por hectárea y obtener números “realistas”.

Por otra parte, Rendón apuntó que esta temporada también pondrán en marcha un programa piloto a través de la plataforma aprende.org de la Fundación Carlos Slim y de la red Naturalista de la Comisión2 Nacional para el y Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio). Estos programas consistirán en la entrega de 800 dispositivos móviles a personas de bajos recursos en cuatro regiones de Michoacán, con las cuales podrán capacitarse y acceder a contenidos educativos en aprende.org, mientras que con Naturalista podrán hacer ciencia ciudadana y registrar especies animales y vegetales en la plataforma de Conabio. “Esto tendrá un impacto en el desarrollo, conservación y sustentabilidad de diversas regiones de Michoacán y, sin duda, en la mariposa monarca”.

 Fuente: La Crónica/Isaac Torres Cruz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s