Articulan plataforma con arte y cultura en defensa de los animales

El proyecto México Capital Animaltiene como leitmotiv abrir el debate en el país en torno a la concienciación sobre los derechos de los animales, sumándose a la iniciativa que el año pasado se lanzó en Madrid.

Con la finalidad de difundir esa plataforma plural que conjuga arte, cultura y pensamiento permitirá proponer, gestionar y recibir proyectos centrados en crear una masa crítica lo más amplia posible en relación con los diferentes ámbitos en que la situación de los animales se ve comprometida, este fin de semana se efectuarán en la Ciudad de México las Jornadas de Celebración y Agradecimiento a los Animales.

La actriz y directora escénica Jesusa Rodríguez y la compositora Liliana Felipe forman parte de la organización en México de Capital Animal, convencidas de la necesidad de poner el foco en las diferentes líneas en las que se desarrolla el debate animalista: de la alimentación, a ocio y el entretenimiento, pasando por la caza, los circos, los zoos, la comercialización, la experimentación y la vestimenta, así como aspectos éticos y legales sobre al uso y abuso de los animales.

Lo importante es también promover una infancia libre de violencia, pensar que es urgente que los pequeños nazcan ya con la conciencia de que los seres humanos no sólo no necesitamos comer animales ni tomar leche de vaca, sino que es y ha sido un engaño de la industria alimentaria, que se encuentra maltratando a los animales como jamás se había hecho, lo cual repercute en la conducta, en la salud y en el pensamiento, explicó Rodríguez en entrevista con La Jornada.

La respuesta a esa problemática, añadió, “la tenemos en el plato, porque cada quien elige de manera libre qué comer. Recomendamos que las personas se acerquen a la palabra especismo, término que acuñó en los años 70 del siglo pasado el sicólogo Richard D. Ryder para definir la discriminación moral basada en la diferencia de especie animal, pues es mucho el ocultamiento que hay del tema, por los intereses económicos detrás.

El tema es amplio y lleva al veganismo, que no es una dieta, ni una moda ni religión ni secta ni comercio ni para ricos. El veganismo es una urgencia para la humanidad en este momento, porque es una filosofía de respeto hacia los seres vivos, sintientes y pensantes. Si la humanidad ya se va a ir al abismo por nuestras conductas irracionales, al menos que sea con una mayor igualdad y mejor trato hacia nuestros compañeros en la Tierra.

Difundir todas estas ideas y reflexiones es el propósito de las jornadas que comienzan este sábado a las 12 horas en el teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque (atrás del Auditorio Nacional), con un concierto de Liliana Felipe.

A las 17 horas se presentará en el Seminario de Cultura Mexicana (Presidente Masaryk 526, planta baja, Polanco) el performance titulado La última cena, con las argentinas Soledad Barruti y Agustina Muñoz.

Enlace con activistas de Medellín, Bogotá y Guayaquil

El domingo 29 se inaugurará a las 11 horas la exposición México Capital Animal en la Galería Abierta de las Rejas de Chapultepec, con imágenes de la colección del artista Francisco Toledo. A las 11:30 se abrirán unas mesas de organización, en el Museo de Arte Moderno, y a las 12 se efectuará la presentación del proyecto Capital Animal en un escenario junto a las fuentes del Museo Rufino Tamayo (Reforma y Gandhi).

La última cena se repetirá a las 13 horas, en ese espacio, para después presentar al público, entre las 15 y 17:30 horas, a las organizaciones y colectivos que se están sumando a la iniciativa (alrededor de 15), con talleres y actividades para difundir sus planes de acción.

“No se trata de un acto para analizar el maltrato animal a fondo, sino, primero que nada, para festejar y agradecer a los animales que desde el Popol Vuh, como dice ahí, nos mostraron el camino y nos sostienen.

En México no es un problema alimentarnos bien, la milpa, ese gran legado del país al mundo, nos da todo lo que requerimos. Aquí no hay pretexto para seguirnos envenenando y seguir haciendo sufrir a los animales a lo loco. Por eso, México tendría que ser un ejemplo, concluyó Jesusa.

Capital Animal está por enlazarse también con activistas de Medellín y Bogotá, en Colombia, y de Guayaquil, Ecuador, para convertirse en una voz unida y fuerte capaz de plantear cuestiones que consideramos trascendentes y de proporcionar respuestas a todas ellas desde el pensamiento crítico que debe ir emparejado a toda acción cultural y artística, provocando con ello en nuestra sociedad una reacción positiva que facilite el avance hacia la resolución de estas problemáticas, puntualizan los organizadores madrileños de esta plataforma, cuya página en Internet es capitalanimal.es.

Fuente: La Jornada/Mónica Mateo Vega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s