Sismo exhibe más fallas en L12; cuatro estaciones con fracturas, desgajes

Seis columnas fracturadas, 16 grietas en trayectos, una trabe con daño estructural y desalineada, 14 ventanales rotos, una fuga de agua y 500 metros de vías sin alinear, son las diferentes afectaciones en la estructura de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, entre las estaciones Tláhuac y Nopalera, luego del sismo de 7.1 grados que sacudió a la ciudad el pasado 19 de septiembre.

Las autoridades proyectan que los trabajos para subsanar los daños tarden alrededor de cuatro semanas; sin embargo, el topógrafo Miguel Martínez, quien trabaja en la reparación, indicó que es difícil hacer una estimación sobre el tiempo.

Los desperfectos mantienen cerradas las estaciones Tláhuac, Tlaltenco, Zapotitlán y Nopalera de la Línea Dorada.

Las afectaciones se encuentran en seis puntos y consisten en daño estructural a las columnas, que sostienen las trabes entre estaciones.

Actualmente se concluyeron los trabajos de soldadura en la columna número 69, ubicada en el tramo de Olivos a la estación Nopalera, entre la avenida Tláhuac y Gitana Norte, donde se levantó una estructura de acero provisional compuesta por tubería del mismo material de 10 pulgadas de diámetro, constató a La Razón en un recorrido por esta línea.

Las uniones de acero también presentan afectaciones.

Respecto a la trabe, ésta sufrió daño debido a la falla de un cabezal de apoyo en la zona coincidente con los topes sísmicos, y se encuentra en la intersección de Zapotitlán a Nopalera, sitio donde se ubican las curvas 11 y 12 entre las calles Guillermo Prieto y Manuel Altamirano.

Aún se realizan trabajos de inspección para determinar si no hay más afectaciones. En las intersecciones, algunas ballenas presentan grietas superficiales que serán reparadas, una vez que se aliniee la trabe.

Con respecto a la fuga de agua, ésta no ha podido ser reparada, pues primero se tienen que asegurar las columnas que se encuentran entre Aquiles Serdán y avenida Tláhuac. Para solucionar el problema, personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) trabaja con ingenieros y técnicos del STC, detalló Martínez.

Asimismo, el temblor provocó que 14 ventanales de cuatro estaciones se rompieran.

Una trabe presenta daño estructural y está desalineada.

De acuerdo con el topógrafo, aún se tienen que realizar distintos trabajos de inspección, entre ellos, un sondeo al acero de refuerzo con equipos de ultrasonido en las 300 columnas del viaducto elevado. Los resultados serán enviados a las autoridades del Metro para que se definan las acciones a seguir.

Después de realizar el primer levantamiento de información que se realizó este martes, se tendrá que hacer un segundo registro, para constatar que las afectaciones no han avanzado.

Ingenieros y técnicos del STC, con el apoyo de especialistas en estructuras de empresas y organizaciones externas, continuarán revisando todos los elementos estructurales del viaducto elevado, aseguró el Metro.

Fuente: La Razón/Uriel Bahena

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s