Producción de trigo, mermada desde el TLCAN: campesinos

Ciudad de Méxicol. El trigo es uno de los granos básicos cuya producción se ha visto afectada desde que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debido a que los pequeños y medianos agricultores mexicanos deben competir con sus pares de Estados Unidos y Canadá, quienes reciben amplios subsidios por parte de sus gobiernos, señaló Raúl Pérez Bedolla, secretario general de la Alianza Campesina del Noroeste (Alcano).

Desde que se firmó el TLCAN, los productores trigueros no quedaron muy conformes, ya que los apoyos y subsidios directos otorgados por las autoridades de los dos socios comerciales de México generaron una relación desequilibrada que generó un rezago de los campesinos nacionales frente a sus competidores.

Otro factor comercial que altera la producción de este grano, añadió Pérez Bedolla, es el hecho de que “al no haber una planeación firme por parte del gobierno mexicano, el campesino opta por sembrar la variedad del grano que le dé más subsidio”, que es el cristalino, utilizado en la elaboración de sopas, por ejemplo.

De esta manera, muchos agricultores dejan de lado la producción de trigo harinero, usado para la cocción de pan. Al haber muchas toneladas de una variante del grano y muy poca de otro, tienen que realizarse importaciones del faltante y exportaciones del que sobra.

Un elemento más que no permite el desarrollo de los productores de trigo mexicanos es el hecho de que este grano se cotiza en la bolsa de Chicago, donde el precio de venta no considera los subsidios que reciben los agricultores estadunidenses, lo cual genera desbalances y competencias desiguales para quienes no cuentan con dichos apoyos.

Para corregir esta situación, el líder de Alcano propuso que el gobierno de México invoque diversos artículos de la Organización Mundial del Comercio para declarar al trigo como un producto “sensible” para la alimentación de los habitantes, y por lo tanto deje de estar expuesto a los vaivénes de los empresarios y los intermediarios.

Según Pérez Bedolla, las zonas de mayor siembra de trigo en el país están ubicadas en los campos de riego de la región norte y noroeste –en particular Sonora, Sinaloa, Chihuahua y Tamaulipas– aunque también hay producción por temporal en el Altiplano, sobre todo en el estado de México.

Fuente: La Jornada/Fernando Camacho Servín

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s