La Barranca festeja 20 años con concierto en el Metropolitan

La banda de rock se presentará este viernes para interpretar música de sus dos primeros discos, con su nueva y vieja alineación ◗ Alistan disco

Hace poco más de dos décadas, el trío de músicos conformado por José Manuel Aguilera, Federico Fong y Alfonso André, cristalizaron un proyecto musical llamado La Barranca, después de haber grabado el Equilibrio de los Jaguares, al lado del líder de los ahora retornados Caifanes, Saúl Hernández.

La nueva banda grabó su primer disco, El fuego de la noche (1996), en el cual participaron también Cecilia Toussaint en las vocales y Jorge Cox Gaitán en el violín. En palabras de Aguilera, fue un disco “caleidoscópico”, un experimento musical con diversas tonalidades, alcanzadas por el talento diverso de los músicos invitados.

Sólo un año después, la agrupación dio a conocer su segundo álbum, Tempestad, una obra más enfocada en las capacidades musicales de los tres integrantes originales. Ambas obras fueron dotadas de un discurso visual por el artista Joel Rendón, para las cuales utilizó diferentes estilos.

Tempestad, su portada y arte creadas por Rendón, en el que aparece un feroz leviatán, es quizá el icono visual más identificable de la banda desde hace 20 años. Por otra parte, la narración musical, lírica y visual también estaban enfocados, miraban hacia el mar, relata de nuevo Aguilera.

 El diálogo de ambas obras es más musical que lírico, complementario, pero con un amalgamiento entre ellas: no es fácil desasociar “El alacrán” de “Día negro”, ni “Akumal” de “Al final de la playa”, o “Quémate lento” de “La caída”, por ejemplo. Todas y cada una de sus canciones son la representación artística del origen brioso y centelleante de la agrupación.

CELEBRACIÓN

“Línea de Fuego” es un concierto que este viernes conmemora esa historia, el inicio de ese viaje musical que continúa navegando. “Es una celebración de los dos primeros discos de la banda y queremos compartir esa música, que cumple 20 años”, apunta José Manuel Aguilera, durante la presentación del evento de aniversario. Para Alfonso André, ambas obras marcan el nacimiento de la banda, las cuales después de estas dos décadas siguen sonando y “vivas en el corazón de la mucha gente”.

Rendón le ha puesto nuevamente rostro a un acto de La Barranca, donde un faro rasga el fuego de la noche y el cielo estrellado. El corazón musical del evento será coronado por Aguilera, Fong, André y Toussaint, así como por los actuales miembros de la banda: Adolfo Romero (guitarras), Navi Nass (batería), Ernick Romero (bajo) y el pianista Yaan Zaragoza —que ha ejecutado en diversas ocasiones la presentación “Mitocondrias” con José Manuel Aguilera—.

El concierto será una sofisticación de su más reciente presentación en el Vive Latino, que se ejecutará por los ocho músicos en diferentes alineaciones, aunque habrá oportunidad de verlos y escucharlos a todos en algunas piezas selectas. “Tocaremos canciones de estos dos discos como nunca lo hemos hecho y otras sonarán como siempre debió ser”, menciona Aguilera, en compañía de los miembros de esta “Barranca extendida”.

NUEVO DISCO

La concatenación de El fuego de la noche y Tempestad se dio con celeridad hace 20 años, si bien por la avidez de los músicos por crear música, también porque para entonces no sabían qué le depararía a la agrupación. Después de la edición de su primer LP, habría que procurar “hacer otro, si es que podíamos”, relata Aguilera.

En alguna otra presentación, el músico enfatizaba la importancia de seguir haciendo música, de crear, de no ser el “animal en extinción” al que se refiere en alguna de sus canciones. Así ha sido y no han parado, desde hace 20 años.

Posterior a sus dos primeros discos, siguió La rueda de los tiempos, después del cual André y Fong cerrarían la trilogía de esa primera etapa de la agrupación.

El regreso de La Barranca ocurrió en 2003, con Denzura y la llegada de los hermanos Arreola, Alonso (bajo) y José María (batería), así como del guitarrista Alejandro Otaola. La reinterpretación de la obra del mismo grupo por músicos distintos fue un renovador deleite.

Posteriormente, editaron el interludio llamado Cielo protector, un EP que sería innovador para su público, sobre la forma de obtener su “lado b”. En 2005 nace el quinto LP de la banda: El Fluir, álbum crudo de fácil digestión y el último con esa alineación de músicos.

2008 significó otro regreso de la banda, con Fong y André incluidos en  Providencia-Construcción. Fue otro tipo de caleidoscopio musical y el reflejo de que el estandarte de la banda no cambia, aunque así lo hagan los músicos y sus intermitencias.

Un par de años después, ocurrió una mutación más de La Barranca con Piedad ciudad, en el que daban paso a la protoforma que desarrollaría a la actual alineación, que se conformaba ya con la participación de Adolfo Romero y Navi Naas.

Después de varias presentaciones en vivo graban Eclipse de la memoria, que consolida a la nueva alineación, acompañados de una pléyade de músicos invitados. Posteriormente, tras musicalizar en vivo El fantasma de la ópera (1925), producen Fatalis (2015), una exquisita obra instrumental, homenaje a la película muda, pero también a todas esas piezas instrumentales que aparecen a lo largo de su obra.

Así, hasta el día de hoy. Ernick Romero adelanta que la banda ha estado trabajando en su nuevo disco, el cual podría ver la luz a finales de este 2017. José Manuel Aguilera refiere que La Barranca nunca ha querido componer ni escribir el mismo disco y, aunque hay vasos comunicantes entre todos, aspiran a ser distintos entre sí.

Pero hay algo que no cambia, acota, las letras de las canciones. “Preguntan sobre cuáles son los temas del nuevo disco, sobre los de algún otro… La respuesta es que siempre son los mismos, sólo que con nuevas palabras, alegorías o metáforas para expresarlo”.

El ex guitarrista de Sangre Asteka dice que las canciones de La Barranca se tratan de lo que es vivir en este lugar y en este tiempo, cómo se vive emocionalmente o políticamente en éstos, incluso cuáles son los misterios que implican ser un mexicano en la actualidad. “Todas las canciones son acerca de eso, pero desde diferentes puntos de vista”. ¿A qué sonará el nuevo disco de la agrupación? Al momento representativo y música que pueden conformar sus miembros actuales en este momento de la historia y de la realidad, con palabras y un lirismo distintos, pero cuyo significado es el mismo (si es que a esto se refiere el músico).

Pero no hay apresuramiento por llegar a ese momento de la banda, porque ahora es momento de celebración y festejo de su nacimiento, del emblema que significan 20 años de su música. Eso es lo importante ahora y la invitación de Aguilera para rendirse a ello no puede ser más irresistible: “El de este viernes en el Metropolitan, será un concierto único e irrepetible”.

Fuente: La Crónica/Isaac Torres Cruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s