‘Tengo miedo de que cualquier día me maten’; los otros códigos

Cuando los ladrones vulneran tu espacio termina  con tus expectativas de seguridad; colombianos han traido a México técnicas como el marcado con códigos en lenguaje delincuencial 

Tengo miedo de que cualquier día me maten”.

Estas son las crudas palabras de una mujer víctima de robo a casa habitación; tras la intromisión cuenta que acabó la seguridad y comenzaron los achaques. Su salud fue vulnerada a la par que las puertas de su casa.

Existen códigos que en la actualidad los delincuentes mexicanos han imitado de los ladrones colombianos.

Códigos para cada una de las actividades en los hogares, son más de veinte pero los más comunes son una equis, que señala casa vacía por vacaciones, dos círculos y una línea vertical significado de se puede robar, un círculo con una equis por dentro señala vuelven pronto, pero también pintan un rombo.

El robo a casa habitación forma parte de los diez delitos más frecuentes en México, los estados más peligrosos para vivir son Guerrero, Colima y Sinaloa.

“La tranquilidad se la comieron toda”, afirma.

¿Qué fue lo que le robaron? se le pregunta a la víctima.

“Fueron las pantallas; nos robaron tres perros y dos jueguitos para los niños, su entretenimiento de los niños, porque aquí estaban mis nietos, viviendo conmigo”

Ante la ausencia de las autoridades los más de ciento veintisiete millones de habitantes en México sólo tienen un recurso.

Los asaltantes de casa habitación se valen de códigos o marcas que van dejando afuera de las casas y conforman todo un breviario de frases que facilitan la labor de los delincuentes.

Lucen como una mancha más en el entorno, pero significan la viabilidad que pueden enfrentar los ladrones, ante, por ejemplo, una familia que salió de vacaciones.
En la actualidad los delincuentes utilizan códigos para seleccionar a sus víctimas, parecen cualquier marca, están ahí,es común encontrarlas. Son triángulos, rayas o círculos que llegan a confundirse con graffitis pero tienen un objetivo y un origen.
Fuente: Excelsior/Efrén Argûelles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s