“Que sepa Uribe que llega a un club grande de México”

El juvenil manifestó que es plausible que el colombiano arribe y señaló que se le harán exigencias; ante Pumas “no basta con jugar bien, hay que poner actitud”, dijo


“Hay que hacerle saber que llegó a un equipo grande”. Con esa mentalidad los jugadores azulcremas toman la noticia de la llegada del nuevo refuerzo del América, Mateus Uribe, exjugador del Atlético Nacional. El juvenil Edson Álvarez manifestó que el ingreso del colombiano sumará a un equipo que ha comenzado a tomar forma y que esta noche afrontará su partido de Copa ante Atlas, que de paso les servirá como preparación para su compromiso de la jornada 2 de la Liga MX, del próximo sábado, ante los Pumas de la UNAM.

Durante las primeras horas de ayer el club mexicano oficializó que el futbolista cafetalero firmará por 3 años, en una operación que ronda los 5 millones de dólares como pago del América al Atlético Nacional. De esta forma la telenovela de Mateus Uribe llega a su final y termina enrolado con los de Coapa, tras el interés de Tigres por ficharlo.

El oriundo de Medellín, Antioquia, es uno de los mediocampistas más virtuosos de su país y el nivel que mostró con Nacional le permitió debutar con la selección de Colombia a principios del 2017 en el duelo amistoso ante Brasil y unos meses más tarde fue llamado para disputar las eliminatorias mundialistas.

Mateus debutó a nivel profesional en 2011 con el Deportivo Español de Argentina; no obstante, meses más tarde fue adquirido por el Envigado, club donde militó por dos años. En 2015, Deportes Tolima se hizo de sus servicios y Atlético Nacional lo contrató el año pasado. Dentro de su palmarés destacan la Copa Libertadores y la Recopa Sudamericana con el Nacional, además de la Copa Colombia y el Torneo Apertura.

Sin embargo, en esta nueva etapa, el jugador cafetalero tendrá exigencias, pues llega a uno de los cuatro grandes de México. Así lo dejó en claro el defensa Edson Álvarez.

“Nosotros estamos contentos con el funcionamiento del equipo, nosotros no nos podemos conformar, esa vara ya no la podemos bajar, al contrario, tenemos que subir. Estamos contentos con la llegada de Mateus, siempre será bienvenido todo el talento que pueda llegar, pero tenemos que decirle o hacerle saber que llegó a un equipo grande, en el cual se le harán exigencias, porque la afición siempre exige”, manifestó el juvenil.

En lo que respecta a la siguiente jornada, en la que los azulcremas se miden contra los Pumas de la UNAM, el joven de 19 años de edad señaló que, gracias a que ha sido parte de las fuerzas básicas del club, sabe lo que significa jugar un clásico desde niño.

“El rival del sábado va a ser un gran reto. Los clásicos que tiene América son partidos que desde pequeño te enseñan a no perder. A veces no basta con jugar bien, tienes que meter actitud. Son partidos que se tienen que ganar, esta institución así lo requiere, vamos a sacar lo mejor que tenemos”, admitió.

En lo referente a la plaza de extranjero que ocupará Mateus Uribe y el cortón que se le da al cupo para los juveniles, el zaguero aseveró que primero hay que estar preparados para cuando a sus canteranos les llegue el momento.

“Yo siempre les he comentado a mis compañeros que deben estar listos para cuando les llegue la oportunidad; a mí en lo personal me gusta que se tomen en cuenta a las fuerzas básicas. Es importante demostrar que en México hay talento”, aseveró Edson, quien ya es titular en el cuadro americanista.

Cecilio Domínguez se mantiene humilde

Si hay un jugador que ha demostrado su valía en la escuadra azulcrema ése es el paraguayo Cecilio Domínguez, quien mantiene la humildad. Manifestó que aunque la afición americanista ya lo ve como ídolo, al sumar cinco goles en ocho encuentros disputados con la camiseta azulcrema, él no se siente así.

“Cuando escucho todo lo que dicen no me pasa por la cabeza ser ídolo. Trato de ayudar al equipo como sea. Me da gusto regresar porque nunca tuve una lesión que me dejara tanto tiempo fuera de las canchas”, comentó, en una zona mixta realizada ayer en Coapa, donde también agregó que aún le falta mucho para ser un estandarte americanista.

“Estoy feliz, pero no me lo meto en la cabeza. La gente me trata bien y que digan eso podría hacerme mal. Cuando ganemos títulos será”, declaró el sudamericano.

Con estos señalamientos expuso que su círculo más cercano le hace ver la realidad y “hay quienes me mantienen en la tierra y tenemos un grupo que habla mucho y se motiva. Escucho y veo que la gente habla de mí y no me lo creo del todo”.

Fuente: La Razón/Eder Arreortúa
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s