Crean el primer entrenador mexicano de cirugía laparoscópica de bajo costo

Nuestros Científicos. Fernando Pérez Escamirosa, académico del Departamento de Cirugía de la Facultad de Medicina de la UNAM, desarrolló EndoViS, un simulador basado en un sistema de captura y registro de las maniobras que realiza el cirujano con el instrumental laparoscópico

Una laparoscopía es un procedimiento que permite a los médicos mirar directamente el interior del abdomen o la pelvis de los pacientes a través de una cirugía ambulatoria. Ésta consiste en una incisión pequeña debajo del ombligo por donde se introduce una aguja para después inyectar dióxido de carbono y expandir el área, de esta forma el cirujano observa mejor y con mayor claridad los órganos.

En la abertura se coloca una sonda y se pasa una videocámara diminuta (laparoscopio) que se emplea para observar el interior de la pelvis y el abdomen. A grandes rasgos, es un procedimiento quirúrgico sencillo, sin embargo, debe aprenderse y practicarse por los médicos y cirujanos en formación, aunque no en pacientes en vivo, sino que ahora pueden practicarlo en simuladores.

La cirugía laparoscópica se ha convertido en un procedimiento común dentro de una variedad de especialidades quirúrgicas, como la cirugía general, la ginecología y la urología, por lo que es necesario que el cirujano desarrolle habilidades y destrezas psicomotoras diferentes a las que implica una cirugía abierta convencional.

Es así como los simuladores se han vuelto herramientas muy útiles para la práctica y entrenamiento seguro antes de ingresar al quirófano, ya que también permiten obtener información acerca de los movimientos que realiza cada cirujano con el instrumental laparoscópico.

Fernando Pérez Escamirosa, académico del Departamento de Cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrolló EndoViS (Endoscopic orthogonal Video System), un simulador basado en un sistema de captura y registro de las maniobras que realiza el cirujano con el instrumental laparoscópico.

EndoViS emplea un sistema de seguimiento en video que permite la captura y el registro de los movimientos tridimensionales (3D) de los instrumentos laparoscópicos.  Uno de los aspectos que evaluó en el trabajo fue que el ambiente de simulación reprodujera las características de la cavidad abdominal del paciente, el cual sirve de herramienta para desarrollar la habilidad de la coordinación mano-ojo, así como la validación clínica del simulador laparoscópico EndoViS.

Con este proyecto, el especialista desarrolló su tesis doctoral en el Departamento de Ingeniería Eléctrica del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), que fue reconocida en 2016 con el Premio Arturo Rosenblueth, la máxima distinción que otorga esta institución a sus alumnos. Ahora, el especialista recibió el Premio Weizmann 2016 en el área de Ingeniería y Tecnología, que otorgan la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y la Asociación Mexicana de Amigos del Instituto Weizmann de Ciencias. Fue entregado recientemente en la AMC.

BAJO COSTO. En entrevista, Fernando Pérez explica que el proyecto de simulador para entrenamiento de cirujanos ha sido desarrollado no sólo para aquellos que quieren dominar la habilidad, sino además para certificarse. “El simulador permite el entrenamiento de los médicos, la adquisición de habilidades y la evaluación de éstas”.

Si bien ya existen simuladores en el mercado, el profesor de la UNAM refiere que tienen un alto costo y son de manufactura extranjera, por lo que se deben importar. “La ventaja de nuestro simulador es que está hecho en México, lo cual reduce su costo en hasta el 10 por ciento del costo actual en el mercado, de aparatos que alcanzan un costo de hasta cuatro millones de pesos”.

El costo se abarata debido a que no requiere traslado, evita aduanas y facilita su mantenimiento, añade. “Además, es más fácil de adquirir, es portátil y el entrenamiento  es el mismo que se puede hacer con los aparatos comerciales”.

El simulador, apunta, evalúa el desempeño de los médicos y advierte si está capacitado o no para realizar una laparoscopia. Debido a que EndoViS identifica y registra la actividad de cada uno de los instrumentos laparoscópicos (izquierdo y derecho), se puede realizar un análisis matemático del desempeño y de la eficiencia de los movimientos cuando el usuario práctica en el simulador.

Para validar el simulador el experto convocó a un grupo de 35 participantes del Hospital Infantil de México Federico Gómez de la Ciudad de México, para realizar un estudio. En el protocolo experimental, el simulador EndoViS fue capaz de discriminar el desempeño de los cirujanos con distintos niveles de experiencia laparoscópica: inicial, intermedio y experto.

Entre las ventajas del desarrollo está su incorporación de ventajas de la tecnología de análisis de movimiento con los beneficios de los simuladores laparoscópicos tradicionales (como el uso de instrumental físico), lo que permite un ambiente más realista.

“La idea es que un equipo como este se encuentre en cada hospital del país, no obstante, muchos todavía optan por importarlo. Por eso hay que buscar la forma de convencerlos de que funciona igual que los fabricados fuera del país. Llevo diez años realizando la investigación de este equipo y tiene el aval de diversos cirujanos de distintas sociedades y colegios de cirugía, como la Sociedad y Colegio de Cirugía Pediátrica. Aún así, necesitamos mayor confianza de los hospitales para que lo prueben”.

Fuente: La Crónica/Isaac Torres Cruz
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s