Cineastas mexicanos desafían límites del cine con Realidad Virtual

En la más reciente edición del Festival de Cine de Cannes, el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu sorprendió con su propuesta Carne y arena que desarrolló con VR, que son las siglas en inglés de Realidad Virtual, y que en los últimos años han puesto en mesa de discusión sobre su uso en el cine.

El cineasta mexicano es uno de los que piensa que esto ya no es cine: “La gran equivocación de esto es que la realidad virtual se ha interpretado como una extensión del cine y no es una extensión del cine, es todo lo que el cine no es, aunque los dos son audiovisuales esto es totalmente distinto”, expresó en la presentación en mayo pasado.

Esa visión no la comparte Sarah Hoch, directora del Festival Internacional de Cine de Guanajuato, pues desde hace unos años ha reforzado esfuerzos para apoyar proyectos de Realidad Virtual: “Yo quería que todos los cineastas vieran que no era tan difícil trabajar en realidad virtual, que no es tan caro, ni tan complicado”, dijo la directora del GIFF en una entrevista reciente.

La tarde de este miércoles, en el marco de la celebración de la edición 20 del festival, se presentaron tres proyectos de Realidad Virtual hechos por otros cineastas mexicanos que se unen a Iñárritu como exploradores de nuevas fronteras del séptimo arte. Los elegidos fueron Roberto Fiesco (Quebranto, 2013), Juan Carlos Rulfo (En el hoyo, 2006) y Carlos Hagerman (El patio de mi casa, 2015), quienes han tenido reconocimiento internacional gracias a sus filmes, especialmente enfocados en el género documental.

“Aquí no hay pantalla ni encuadres. Es un ejercicio más experiencial que narrativo”, dijo el cineasta Carlos Hagerman, a su llegada a la alfombra roja de la presentación que se realizó en el Teatro Juárez, de Guanajuato.

“El objetivo es que el espectador viva una experiencia de inmersión porque podrá voltear a cualquier lugar que se le antoje y vivir como en una esfera, admirar una serie de elementos visuales y escuchar las sonoridades dependiendo donde se fije”, dijo por su parte Roberto Fiesco, a propósito del proyecto.

Los proyectos en Realidad Virtual se presentaron en el GIFF como parte de la sección Ópera Orbis, cada uno con duración de nueve minutos. El beso, de Carlos Hagerman, nos presenta una experiencia en la cual un grupo de adolescentes juega a las escondidas, en medio de un bosque, hasta que una inocente broma se sale de control; por su parte La roca, de Juan Carlos Rulfo, es la búsqueda del cineasta sobre una piedra en la que años antes estuvo sentado su papá Juan Rulfo, al mismo tiempo que realiza una reflexión sobre el significado que tiene para él  encontrarla; finalmente está Péplum, de Roberto Fiesco, sobre un concurso que se realiza en un gimnasio para elegir a Mr. Silao entre 20 jóvenes que compiten.

Hoy en día, la experiencia de Realidad Virtual ha causado un impacto interesante en los nuevos realizadores, sin embargo, muchos creen que forma parte de la evolución del cine por precedentes históricos:

El 28 de diciembre de 1895 los hermanos Lumière presentaron un invento que cambió la manera de entender la realidad. En ese entonces se conocían linternas mágicas capaces de proyectar fotografías en las paredes. Con asombro 33 personas fueron testigos de cómo en la imagen de una estación de tren comenzó a moverse una locomotora, avanzando lentamente en dirección a los presentes. Algunos de ellos, realmente asustados, saltaron de sus asientos y se precipitaron hacia la salida. La impresión de realidad de aquellas breves imágenes había sido tan fuerte que salieron del local presos de una nueva excitación. Así se dio el nacimiento más reconocido de lo que hoy llamamos cine.

Con el tiempo a las imágenes se les dio sentido, tuvieron historia, color, sonido y a sus personajes se les dio voz. Surgió la televisión, los diferentes géneros, las estrellas, las modas… los tiempos cambiaron y todo se fue asimilando como normal. La tecnología se desarrolló. Comenzó a ser usada en el cine y la televisión y poco a poco nos ha venido sorprendiendo cada vez más, con experiencias sensoriales como el 3D, IMAX o el 4Dx, con más o menos asombro. Sin embargo, nada comparado con la transformación que comienza a tener con la incursión de la realidad virtual.

La primera vez que se presentó un proyecto de esta magnitud se dio en el 2016, en el marco del Festival Internacional de Cine de Venecia con la presentación del filme Jesús VR- La historia de Cristo, el cual constó de 40 minutos, una experiencia en tercer dimensión donde el espectador parece estar dentro del filme.

El otro caso se dio en Holanda, al inaugurarse en marzo en Amsterdam el Cinema VR, el primer cine de Realidad Virtual del mundo. Una sala para 42 personas en la que se exhibe el documental In your face, un trabajo del director Jip Samhoud y del escritor Ronald Giphart.

Además en el festival de Sundance, tras una conferencia sobre el futuro del cine se abrió la posibilidad de más proyectos en realidad virtual en la cual, cineastas renombrados se interesaron en que sus próximos filmes se realicen en este formato, entre ellos Alfonso Cuarón.

Finalmente, tenemos el caso de Annabelle: La creación, que recién se publicó en YouTube, en la cuenta de Warner Bros. con una experiencia de 360 grados, para sentir en carne propia la experiencia de entrar al Cuarto de Bee. “El mal quiere jugar. Entra al Cuarto de Bee y enfrenta tus peores miedos. Vive la experiencia de Realidad Virtual”, dice la leyenda de esta creación 360 que está disponible en YouTube. Y esto es solo el inicio de una gran cantidad de proyectos por venir.

Fuente: La Crónica/Ulises Castañeda
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s