Disminuye inflación en Julio luego de 10 quincenas de alzas

El índice anual se ubicó en 6.28%, menor al 6.31% de la segunda quincena de junio; a su vez el Presidente Enrique Peña destacó ayer la tasa de desempleo más baja en 11 años, durante la entrega de obras hidráulicas en Baja California.

Los precios al consumidor iniciaron el segundo semestre del año con presiones, ya que la inflación anual se ubicó en 6.28 por ciento en la primera quincena de julio, luego que durante 10 estuviera al alza. Si bien el dato es menor al 6.31 del mes previo, es superior al estimado por el consenso de los analistas financieros, quienes advierten de que haya tensiones en el rubro de las mercancías, servicios y agropecuarios.

“Consideramos que la inflación todavía está por tocar el techo de este año. Destacamos que aún existen riesgos de que una eventual depreciación adicional del tipo de cambio genere mayores distorsiones en los precios de las mercancías y servicios.

“Así como la posibilidad de que persistan las presiones en los precios agropecuarios”, advirtió el analista económico de Invex Banco, Joan Domene.

De acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación anual en el rubro de mercancías fue de 6.41 por ciento, mientras que los agropecuarios y energéticos alcanzó el doble dígito, de 10.47 por ciento para el primer caso y de 13.08 por ciento para el segundo.

Por producto, los precios que registraron mayores incidencias en el incremento mensual fueron los servicios turísticos en paquete, con un 8.45 por ciento, debido al inicio del periodo vacacional de verano; el jitomate tuvo un alza de 7.54 por ciento, el  transporte aéreo de 10.38 por ciento, la papa y otros tubérculos repuntaron 9.62 por ciento y loncherías y fondas 0.36 por ciento.

En tanto, los precios de bienes y servicios que registraron mayores incidencias a la baja fueron el gas doméstico LP, con una baja de -1.19 por ciento, el pan dulce de -1.08 por ciento, los automóviles en -0.24 por ciento y gasolina de bajo octanaje -0.09 por ciento.

Para los especialistas del grupo financiero Monex, la inflación alcanzará un nivel máximo de 6.4 por ciento, en agosto, pero “prevemos que hacia septiembre logrará un punto de inflexión y convergirá al 6.05 por ciento para el cierre de año”.

En cuanto a las consecuencias que el nivel inflacionario tendrá para la política monetaria, los economistas esperan que la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) se abstenga de incrementar la tasa en los próximos meses, independientemente de los posibles incrementos que llegue a realizar la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en lo que resta del año.

“La disipación paulatina de los choques inflacionarios y la mayor estabilidad del peso favorecen el final del ciclo restrictivo. No obstante, aún existe un importante número de riesgos con sesgo al alza para la inflación. Además, el proceso de normalización monetaria de la Reserva Federal puede retrasar una eventual reducción de tasas en México”, explicó Domene.

El consenso de los analistas mantiene su expectativa de que la inflación concluirá el año en niveles cercanos al seis por ciento, para después converger a la meta del Banxico, de tres por ciento más menos un punto porcentual, hacia finales del 2018.

Fuente: La Razón/Lindsay H. Esquivel
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s