El kamasutra del Tour de Francia: Por qué los descensos en ciclismo se han llenado de posturas extrañas

El Tour llega a la montaña y, como casi todos los años, la polémica está servida. ¿Cuál es la mejor forma de bajar una cuesta en bici? Parece trivial, pero basta observar a los ciclistas profesionales para descubrir que cada uno usa una postura completamente distinta. Y a cuál más espectacular.

Hace unos meses, de hecho, se publicó un estudio científico sobre el asunto, aunque los expertos no acababan de verlo claro. ¿Cómo es posible que no sepamos aún cuál es la mejor posición?

¿Cuántas formas hay de bajar una cuesta?

Muchas. Más de las que podríamos imaginarnos a simple vista. Es algo realmente muy curioso porque en un deporte tan profesionalizado lo esperable es que se tuvieran estudios para descubrir qué posición es más efectiva. Pero no, nada de eso: vean, vean.

La posición más famosa en los últimos años es la de Froome (la del primer vídeo), pero tenemos varias más: la “Back down”, la “Pantani”, la “Top tube safe” y, por último, la más espectacular de todas, la “Super Man”.

¿Y cuál es mejor?

ben

Hace unos meses, Bert Blocken de la Universidad de Eindhoven publicó una aproximación a este problema en el que, usando túneles de viento y simulaciones, daba una respuesta. En la imagen superior podemos ver los resultados de Blocken y, según éstos, la mejor posición es la última. No solo es la más rápida, sino que parece también la más segura.

No obstante, los expertos no están seguros. “El estudio está bien hecho metodológicamente, pero hay muchas variables individuales que influyen tanto o más que los estudiados en la aerodinámica“, nos explica Jaime Menéndez de Luarca, entrenador de triatlón y experto en biomecánica. La forma del cuerpo del ciclista es algo que no se puede cambiar e incide de forma brutal en la estrategia más recomendable.

Y no podemos olvidar que “las características del descenso (número y tipo de curvas, pendiente, longitud)”, nos explica Borja Martínez, investigador predoctoral de la Universidad de Kent. Es decir, el estudio de Blocken es curioso, pero aporta poco al debate real sobre cuál es la mejor forma de realizar un descenso. La respuesta es individual y está muy vinculada al terreno y a las condiciones climatológicas.

¿Qué podemos aprender nosotros de las técnicas?

Berto Macario 67172

Un ciclista no profesional que utilice la mayoría de esas posiciones es un inconsciente“, deja claro Luarca. En condiciones normales, ni la pericia de los ciclistas ni las condiciones de circulación permiten usar ese tipo de posiciones sin poner en riesgo nuestra vida.

“Personalmente, adoptaría una postura con la que me encontrase cómodo y con confianza suficiente para que, en caso de imprevisto (frenada de emergencia, curva que se cierra más de lo previsto, vehículo agrícola), pudiera confiar en mis habilidades sobre la bici para controlar la situación (frenando de modo seguro, cambiando la distribución de pesos) y no encontrarme vendido por culpa de la posición”, concluía Borja Martínez.

Al fin y al cabo, ciclismo profesional y amateur no se parecen demasiado. Esto es algo que debemos recordar sobre todo en contextos de tráfico real, donde los ciclistas son siempre el conductor más débil.

 

Fuente: Xataka/Javier Jiménez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s