Empresa del socavón cobra caro hospital, pide anticipo y no lo acaba

Auditoría federal revela que el gobierno estatal le asignó la obra de manera indebida; detecta que hizo trampas en licitaciones.

La empresa constructora Epccor —que participó junto con Aldesa en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca donde se abrió un socavón— acumula un historial de fallas, retrasos y observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Esta firma también está implicada en anomalías por la construcción y equipamiento del Hospital Centenario Hidalgo, en Aguascalientes, para los que recibió contratos mediante presuntas irregularidades, con sobreprecio, así como incumplimiento con las fechas de entrega.

Las obras del hospital iniciaron en 2008; sin embargo la empresa que la inició no cumplió; por tanto, en 2015 se lanzó una nueva licitación para concluirlas, cuyo proceso favoreció a Epccor.

De acuerdo con la auditoría de inversiones físicas 15-A-01000-04-0563, en diciembre de 2015 el exgobernador Carlos Lozano adjudicó de forma indebida los trabajos a Epccor por un total de 478 millones 342 mil pesos.

Sin embargo, en el concurso desechó las propuestas de dos empresas que sí cumplían con los requisitos de la convocatoria y habían cotizado más barato. Una cobraba 21.8 millones menos y la otra 11.6 millones.

Aun así, el gobierno estatal prefirió otorgar a Epccor un contrato para terminar los edificios A y B así como su equipamiento; y otro para los edificios C, D, E, F y G, su equipamiento y la construcción de puentes, fachadas y casetas.

Por el primero el pago se estableció en 276 millones 687 mil pesos, monto del cual la empresa cobró un anticipo de 138 millones 343 mil pesos.

Respecto al segundo, el contrato estableció un pago por 201 millones 655 mil pesos, del cual la constructora recibió un anticipo por 100 millones 827 mil pesos.

El compromiso de entrega, según refiere la Auditoría Superior de la Federación, fue el 29 de septiembre de 2016. Sin embargo, a la fecha no se han terminado.

De acuerdo con los informes de la ASF, de los cuales La Razón tiene copia, el gobierno estatal entregó los contratos a la empresa a pesar de que no acreditó la experiencia requerida en las bases de licitación y presentó el mismo listado de maquinaria para ambos concursos sin justificar las razones para hacerlo.

“En cuanto a la relación de maquinaria presentada por la contratista a la que se le asignaron los dos contratos, no justificó su utilización en ambos contratos, por lo que se debieron desechar sus dos propuestas al no ajustarse a los requerimientos de las bases ni ofrecer la certeza de poder cumplir el programa de trabajo de cada una de las licitaciones”, indica la ASF en sus observaciones.

Epccor, es propiedad de los hijos del empresario Juan Diego Gutiérrez Cortina, que a su vez era dueño de la empresa Gutsa, la cual fue inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública en el sexenio pasado porque incumplió con un contrato por 30 millones de pesos para construir la Estela de Luz, monumento destinado a conmemorar el Bicentenario de la Independencia de México.

Al igual que con el Paso Exprés y el Hospital Centenario Hidalgo en Aguascalientes, Gutsa no terminó a tiempo la Estela de Luz y sus costos se dispararon por arriba de 90 millones de dólares.

Reubican a familias por muro peligroso

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en conjunto con Protección Civil (PC) del estado de Morelos, desalojaron a 10 familias que vivían en un fraccionamiento cercano a donde se registró el socavón del Paso Exprés, por riesgo de colapso de un muro.

La madrugada del lunes personal de PC llegó al fraccionamiento Río del Bosque, ubicado a la altura del kilómetro 93+600 de la vía México-Cuernavaca, y dialogó con los habitantes para explicarles el peligro que se corría si seguían habitando la zona donde el pasado 12 de julio se abrió un socavón que cobró la vida de dos personas.

Las familias aceptaron y  fueron reubicadas durante tres noches en un hotel cercano, pagado por Aldesa, la empresa que estuvo a cargo de la obra.

La SCT solicitó la evacuación inmediata debido a que en los trabajos de reconstrucción notaron que un muro que divide aquella ruta carretera, muestra desprendimientos, una separación de 10 centímetros de la plancha de concreto, y una inclinación hacia las casas que se encuentran en la colonia Chipitlán. Para reparar esta falla, el muro deberá ser demolido y reconstruido, informó PC.

Fuente: La Razón/Eunice O. Albarrán
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s