Morena va por candidato a CDMX con encuesta… si no hay acuerdo ni dedito

Ricardo Monreal, Claudia Sheinbaum y Martí Batres buscan la Jefatura de Gobierno para el 2018

Morena determinará el próximo domingo, en su Consejo Nacional, el procedimiento y la ruta que seguirá para elegir a su candidato a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, el cual se prevé que sea  por encuesta, en caso de que no haya acuerdo.

“Para la Jefatura de Gobierno pasaría por el Consejo Estatal los candidatos. Si hay un solo candidato de unidad, ése o ésa se iría así, pero si hay varios entonces, sería por encuesta”, dijo a La Razón Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional.

Explicó que en esta reunión a realizarse el domingo —en un salón ubicado en la delegación Cuauhtémoc— también definirán el procedimiento de elección de sus 3 mil 215 candidatos a los comicios de 2018, como a diputados federales, senadores, gobernadores, presidentes municipales y concejales.

Luján comentó que el punto de partida para decidir el procedimiento de selección es  el Estatuto de Morena, pero “eso se tiene que aterrizar en las reglas (de elección)”.

Recordó que el Estatuto del partido, liderado por Andrés Manuel López Obrador, estipula que en el caso de los candidatos uninominales, éstos serán electos por el Consejo estatal, distrital o Asambleas distritales, pero “si hay consenso, irían directamente a formar parte del grupo de candidatos, en caso de que no haya consenso, las propuestas se irán a encuestas”.

Mientras, detalló la morenista, los plurinominales serán elegidos por medio de un sorteo, para ver los lugares que ocuparán en las listas.

También mencionó que en esta reunión que comenzará a las 9 horas, se “actualizará la estrategia para el 2018. Hacer un análisis del país a partir de lo que sucedió en las elecciones de este año y tomar las medidas necesarias. En general, es ver cómo está el panorama frente al 2018”.

En Morena hay tres personas que buscan la candidatura para la jefatura de Gobierno: los delegados de Tlalpan y Cuauhtémoc, Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal, respectivamente, así como el presidente del partido en la capital del país, Martí Batres.

El 11 de junio se le cuestionó a Sheinbaum si respetará los resultados de la encuesta que haga su partido en caso de que no le favorezcan, a lo que respondió: “jamás voy a hacer algo en contra de Morena, de Andrés Manuel López Obrador y en contra de la transformación pacífica del país”.

En tanto, Batres adelantó el domingo la posibilidad de que el candidato para este cargo, fuera a través de una consulta a los capitalinos.

 “Lo he dicho, y reafirmo, mi intención es participar en dicho proceso. Las estancias electorales internas en el Consejo Nacional sentarán las bases y características para este proceso, aunque puedo confirmar que dicha elección se dará mediante encuestas”, expresó.

Por su parte, Monreal aseveró hace un mes que entre septiembre y octubre dejará la titularidad de la delegación Cuauhtémoc, para buscar ser candidato a la Jefatura de Gobierno por Morena. Aclaró que de no quedar como el abanderado del partido de López Obrador, no buscará dicha candidatura por otro instituto político.

 “Estoy preparándome para eso y actuando con mucha responsabilidad y seriedad, para no generar expectativas falsas o soluciones mágicas”, comentó ese día.

Opaca y mañosa, la encuesta del 2011

El método de encuesta para elegir candidato en la izquierda no es nuevo, se ocupó en el 2011 para decidir al aspirante presidencial entre Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard.

Aunque en los resultados que se mostraron oficialmente aquella vez AMLO apareció con ventaja en tres de los cinco reactivos, al conocer el detalle de los mismos se detectó que en realidad no tenía los mejores números, y aun así fue el candidato.

Esto, porque en dos preguntas la medición de Covarrubias y Asociados incluyó a otros aspirantes, como Enrique Peña Nieto, quien sacó mejores dividendos.

Pero Ebrard públicamente aceptó que el aspirante fuera López Obrador.

“Yo gano 2 y AMLO gana 3 (…) La intención de voto favorece a Andrés Manuel. Estamos en una posición equilibrada. Podría yo insistir en ser el candidato, pero entonces en dónde queda la congruencia”, dijo en aquella ocasión Ebrard Casaubón.

Fuente. La Razón/Yared de la Rosa
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s