80 ONG demandan aumento de 14 pesos al salario mínimo

“Quien trabaja no debe ser pobre. Se debe lograr un salario suficiente para mantener a un trabajador y su familia”, dicen las ONG en una carta.

A la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) llegarán nuevas propuestas, de la sociedad civil, que exigen a los integrantes del sector patronal, obrero y gobierno, aumentar 14 pesos el salario mínimo.

El documento está firmado por 80 organizaciones de la sociedad civil y 118 personalidades que exigen que el Salario Mínimo se fije como primer paso, por encima de la línea de pobreza que determina el Coneval y que incluye el costo de los productos alimentarios y no alimentarios para que una persona sobreviva.

De acuerdo con datos de mayo, el monto del Salario Mínimo debería alcanzar los 94.00 pesos diarios, para que en diciembre de este año, supere esta línea de pobreza y así inicie la recuperación gradual de su poder adquisitivo.

En los argumentos que presentaron, entre quienes se encuentran: Juan Ramón de la Fuente, José Woldenberg, Luis de la Calle, Enrique Cárdenas, Lucila Servitje, Carlos Ludlow, Julia Carabias, Jacqueline Peschard, Leonardo Valdés, Jonathan Heath, Rolando Cordera, Jaime Ros, Gerardo Esquivel, Alberto Parás Pagés, Héctor Rubio, Marta Lamas, Rodolfo De la Torre, Salomón Chertorivski, entre otros, se expone que el salario mínimo de 80 pesos aprobado para 2017 aún no cumple con lo dispuesto en la Constitución.

Como tampoco es suficiente para cubrir el costo de la canasta básica para una persona, y si bien “el ajuste aprobado en diciembre pasado fue adecuado y positivo. Hay que retomar el compromiso y continuar la recuperación gradual del salario mínimo. Las condiciones económicas lo permiten y de hecho lo recomiendan. No hay razones para posponerlo”.

De acuerdo con el análisis que presentaron destacan que el incremento para 2017 no ha tenido efectos económicos adversos; así, el primer incremento al valor real del salario mínimo para 2017 no ha tenido efectos económicos negativos. No hay aumento de desempleo, incremento de informalidad o afectación a empresas y empleadores.

Ante el presidente de la Conasami, Basilio González, expusieron que no hay efecto en inflación, pues los reportes mensuales de Banco de México ubican que el incremento reciente en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tiene como causas principales las variaciones del tipo de cambio respecto al dólar y el ajuste de precios en los combustibles y la energía. El incremento en los salarios mínimos no se refiere como factor.

Tampoco hubo “efecto faro”. Las negociaciones contractuales del resto de los salarios no pasaron del 3.9 por ciento. El aumento nominal de 4 pesos se aplicó únicamente a los salarios mínimos.

Hay razones económicas a favor de la recuperación gradual del salario mínimo. Los datos muestran una tendencia muy positiva de fortalecimiento del mercado interno. De hecho, hay un incremento sustancial en el consumo de bienes nacionales a costa del consumo de bienes importados por su encarecimiento como consecuencia de la depreciación del peso. También hay un incremento de la inversión en maquinaria y equipo de origen nacional.

Esto fortalece a las empresas nacionales y les abre nuevas oportunidades aún dentro del contexto internacional adverso.

Fuente: El Economista/María del Pilar Martínez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s