Prevé OCDE empleo débil en México hasta fines de 2018

Ciudad de México. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) previó que el empleo en México seguirá débil hasta finales de 2018, al grado que menos del 60 por ciento de la población de más de 15 años contará con un trabajo, una cifra que se ubica por debajo de la tasa promedio de 61.5 por ciento que pronosticó para sus 35 países asociados para la misma fecha.

Además sostuvo que el mercado laboral mexicano presenta una baja puntuación en comparación con las otras naciones del organismo, en términos de la calidad de los ingresos de los trabajadores.

“El débil desempeño en el empleo refleja la disminución en la participación laboral de los jóvenes y trabajadores de más edad. Las proyecciones de la OCDE indican que el empleo y la participación laboral en México seguirán siendo débiles hasta finales de 2018”, sentenció la OCDE al dar a conocer este jueves sus perspectivas de empleo 2017.

Indicó que la principal prioridad de México es promover el crecimiento al tiempo de fortalecer su inclusión, porque “el crecimiento no ha sido lo suficientemente inclusivo como para lograr mejores condiciones de vida de los mexicanos”.

Incluso recomendó que se debe introducir “un sistema de seguro de desempleo” para evitar que quienes pierden su empleo en el sector formal caigan en la informalidad, como ocurrió cuando estalló la crisis financiera mundial en 2008–2009 cuando el trabajo informal creció “reflejando su papel como red de seguridad social”.

Omnipresente informal laboral

Sobre la calidad del trabajo, el documento señala que México presenta “una calificación muy baja en comparación con otras economías de la OCDE”, de acuerdo con una evaluación hecha a partir de la calidad de los ingresos de los trabajadores, la seguridad en el empleo, el entorno de trabajo o la llamada tensión laboral, referida al porcentaje de personas en trabajos con demandas laborales altas pero pocos recursos laborales para afrontarla. También se analiza la inclusión en el mercado laboral con la igualdad de ingresos, brecha de género y la brecha de integración laboral para los grupos desfavorecidos.

“La escasa inclusión en el mercado de trabajo está relacionada en gran medida con la omnipresente informalidad laboral”, en la que se desempeñan 6 de cada 10 trabajadores mexicanos y que carecen de seguridad social, recordó.

Si bien tanto a nivel general como en el caso de México, el organismo aseguró que la tasa promedio de empleo entre los países de la OCDE regresó finalmente al nivel que tenía antes de la crisis financiera mundial de 2008 – 2009, es decir casi diez años después, alertó que se han “estancado” los salarios de las personas con ingresos bajos y medios, además de que la proporción de empleos semicalificados ha disminuido, lo que contribuye a aumentar la desigualdad.

Pasó una década para recuperar empleo registrado antes de la crisis

La OCDE pronosticó que será hasta finales de 2018 o principios de 2019 cuando la tasa de desempleo general volverá al nivel que tenía antes de la crisis financiera, porque aunque sigue bajando lentamente todavía se ubica por arriba, además de que la recuperación es desigual entre los países y los diferentes sectores productivos.

Por tercer año consecutivo, refirió, aumentó el porcentaje de población entre 15 y 74 años que tiene trabajo, con lo cual a finales de 2018 se alcanzará una tasa de 61.5 por ciento, por encima del nivel máximo de 60.95 por ciento alcanzado a finales de 2017 y que se traduce en 47 millones más de personas empleadas respecto a la crisis.

En el caso de México, afirmó que “la tasa de desempleo se ha recuperado completamente del impacto de la crisis financiera y económica global, volviendo al 3.6 por ciento en abril de 2017, el mismo nivel que en el inicio de la crisis. Sin embargo, el empleo en México, como proporción de la población de 15 a 74 años de edad, está ahora 2.2 puntos porcentuales por debajo de su valor anterior a la crisis de 2007. Además, el desempeño en el empleo ha quedado por debajo de la OCDE en su conjunto”. Datos del Inegi indican que en mayo de 2017 la tasa de dessempleo fue de 3.5 por ciento

Mencionó que la incidencia del trabajo informal es más baja que al comienzo de la crisis que estalló hace casi una década cuando muchos perdieron el empleo, pero sigue siendo “muy elevada desde una perspectiva internacional”.

En la zona OCDE, el desempleo disminuyó en 12 millones de puestos desde el máximo que alcanzó en el primer trimestre de 2019 y el juvenil se redujo en 3.8 millones de puestos. “Se proyecta que la tasa de desempleo promedio de la OCDE baje más lentamente, de 6.1 por ciento en el primer trimestre de 2017 con 38 millones de desempleados a 5.7 por ciento al finalizar 2018 con 36 millones, pero persisten dificultades importantes como la polarización en el mercado laboral por los cambios de la manufactura a los servicios que obligan a los trabajadores industriales que quedan desempleados a aceptar trabajos con salarios más bajos en el sector servicios”.

Fuente: La Jornada/Susana González G.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s