A un año de la represión en Nochixtlán

El 19 de junio de 2016 se registró en Nochixtlán, Oaxaca, una brutal represión por parte de la policía Estatal y Federal en contra de maestros y habitantes que se manifestaban por la Reforma Educativa de Peña Nieto

Los hechos documentados tanto por el Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca como por la propia CNDH dan testimonio de que se trató de un crimen de Estado con la participación de funcionarios estatales y federales, quienes por omisión, dolo o alevosía, permitieron el uso de armas de fuego en contra de civiles desarmados, abrir fuego en contra de manifestantes, utilizar gases lacrimógenos muy próximos a escuelas y permitieron el allanamiento de diversos domicilios particulares sin una orden judicial.

El operativo que dejó como saldo ocho muertos y decenas de heridos, además de una profunda herida en la sociedad de esta comunidad oaxaqueña, hoy cumple un año sin que un solo funcionario haya sido responsabilizado directa o indirectamente. Un año en el que las investigaciones de la PGR sólo han derivado en una descarada impunidad. Un año de opacidad y mentiras del gobierno.

A pesar de que una de las principales funciones del Estado es la protección y seguridad de los ciudadanos, tal parece que el gobierno de Peña Nieto es el principal promotor de la violación de los Derechos Humanos. El gobierno que no procura justicia en los casos de abusos policiacos, asesinatos de periodistas y feminicidios ahora resulta que utiliza los aparatos de inteligencia y seguridad para espiar a periodistas y activistas, como hoy lo publica el New York Times en su portada.

Y si a lo anterior le sumamos el uso de todo el aparato de gobierno para operar en favor de los candidatos del PRI, como fue el caso en las elecciones de Coahuila y del Estado de México, entonces las funciones más elementales de un gobierno en un régimen democrático se desdibujan y las consecuencias podrían ser nefastas para la gobernabilidad de nuestro país sino se corrige el rumbo.

Ante la cumbre de la Organización de Estados Americanos, el PAN y el PRD unieron sus voces para pedir el respaldo de esta organización y evitar que se consume una elección de Estado en 2018. A un año de la tragedia en Nochixtlán, nos pronunciamos para que el mismo método se aplique para el caso Nochixtlán y con la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pueda garantizar por lo menos imparcialidad en la procuración de justicia para las víctimas y se les garantice justicia y reparación del daño.

Fuente. Equipo SLS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s