Sin ventas artesanos de Acapulco por inseguridad

Acapulco, Gro. Locatarios del mercado del Parazal, en su mayoría artesanas indígenas, se manifestaron en el palacio municipal, en la avenida Cuauhtémoc, para exigir una audiencia con el alcalde Evodio Velázquez.

Alrededor de 30 comerciantes inconformes, reprocharon que hace dos años no son atendidos por la autoridad municipal.

Aglutinados en la Coalición de Asociación de Comerciantes y Prestadores de Servicios Turísticos de Guerrero, los manifestantes advirtieron que el tradicional tianguis de artesanías El Parazal, que tuvo su auge en los 80, se encuentra en crisis debido a la inseguridad, la falta de mantenimiento y la ausencia de turistas.

Señalaron que de nada ha servido que se reactive el turismo de cruceros, pues los viajeros han dejado de visitar su mercado.

Emilia Vargas Sánchez, con más de 30 años como locataria en dicho tianguis, manifestó que “es un mercado muy olvidado, el presidente municipal Evodio Velázquez se comprometió con nosotros a que votáramos por él, que nos iba ayudar con apoyo, es la hora que no sabemos nada, ya son dos años no vemos solución de él”.

Explicó que de más de 400 locatarios, solamente restan alrededor de 250.

Doña Emilia explicó que “hace falta seguridad, ventas no tenemos, el turismo de los barcos ya no llega, el mercado está muy hasta adentro, los llevan a otros que están en la costera”.

Añadió que “tenemos meses que no vendemos”, y lamentó que si no meten escritos o se manifiestan, el gobierno se olvida de ellos.

La artesana Flora de la Cruz, exclamó que “¡le estamos rascando, no tenemos nada!, Desde el huracán Paulina en 1997 nunca nos ha visto ningún presidente, ningún gobernador”.

Procedente del cerro de Mayaltepec, enclavado en la Montaña de Guerrero, Flora de la Cruz reprochó que “la verdad estamos sufriendo. Tenemos muchos años ahí, tengo cuatro hijos que aquí nacieron. La cosa está triste, ya no vemos por donde”.

Detalló que “yo pinto cerámica, un poco de madera, el papel amate, esa es nuestra actividad”.

Mientras que doña Rafael Ignacia manifestó que “tenemos más de 40 años en El Parazal. Los presidentes cuando quieren votación, cuando quieren algo, nos van a buscar”.

Sin embargo, reprochó que “ahora no salió, no nos va ayudar, ahorita tengo hambre, tenemos que comer, si no trabajo, no como”.

Fuente. La Jornada/Héctor Briseño
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s