Residente invita al escenario a madres de los 43 de Ayotzinapa

El cantautor puertorriqueño Residente arrancó la noche del sábado su nueva gira con un concierto en el Auditorio Nacional en el que invitó al público a armar una fiesta como ninguna otra y brincar sin cesar para festejar la vida y el futuro, a romper las reglas también y a ser parte del primer video en vivo para su álbum debut como solista con el tema El futuro es nuestro.

Durante la presentación, René Pérez, nombre real de quien también fue vocalista de Calle 13, interpretó 21 temas, entre éxitos de su carrera musical y los temas de su disco Residente, que creó durante un viaje guiado por los resultados que arrojó una prueba de su ADN.

Cuando la euforia y la energía ya se encontraban más allá del límite, Residente se dibujó en el escenario al lado de tres madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el conteó del 1 al 43 rompió la pausa del momento.

“Me dijeron que yo no podía hablar sobre lo que pasa en este país, porque no soy de aquí, entonces les pido a otros que hablen”, dijo René al darles la bienvenida.

Las madres se pronunciaron contra la violencia, la corrupción y los feminicidios, y por seguir con la lucha y la búsqueda de sus hijos, “porque no son los únicos desaparecidos en el país, pero nos dicen que no pasa nada. En México nos están matando y nos están callando”.

Enseguida, René se lanzó con Latinoamérica, canción que fue coreada espcialemnte por todos los presentes, y minutos más tarde, tras agradecer y despedir a las madres, volcó del “gran dolor” sobre la pérdida de un hijo al gozo de tener uno y así fue como continuó al micrófono con Milo. 

Casi en la recta final del concierto, Residente invitó al público a brincar y armar una fiesta para grabar un video en vivo del tema El futuro es nuestro: “Me dijeron que no lo hiciera, pero lo hacemos, me importa el regaño pero no tanto, así que hay gente de mi producción con cámaras localizadas que capturarán este momento”, explicó.

Antes, el músico comenzó el energético espectáculo con Somos anormales, tema nuevo, y los ya conocidos Baile de los pobres y El aguante, este último dedicado a la humanidad por todo lo que ha soportado a lo largo de la historia.

“Estoy muy contento de estar acá, de abrir la gira del disco en México al son de la energía de ustedes que es muy bonita, y al son del mezcal y las mejores comidas del mundo, también de gran música, por eso hay que defender este país”, expresó.

Inmediatamente después presentó el siguiente sencillo: “Esta canción la escribí pensando en una situación particular, que es cuando esa persona especial para tu vida, que se supone no la has conocido, se cruza varias veces contigo, pero no se encuentran, se llama Desencuentro”.

Dedicada a aquellas personas de la industria musical que no lo apoyan, Residente interpretó Calma pueblo, y para todos los inmigrantes del mundo cantó Pa’l norte.

“El siguiente tema es del disco nuevo, para quienes no saben saqué uno nuevo y a mí me encanta, lo estuve grabando por dos años, me hice una prueba de ADN y con base en ello me fui por el mundo a hacer música y ustedes no saben lo que me costó, me cuestionaron, me dijeron loco, invertí todo lo que tenía y lo que sigue lo grabé en el norte de Ghana, es: Dagombas en tamale.

Desde la primera pieza musical y hasta el final de la presentación, el público, que abarrotó el Coloso de Reforma, permaneció de pie, brincó, bailó y cantó con René, quien también celebraba la gran fiesta desde el escenario.

Sin necesidad de dar una presentación previa René deleitó con Adentro y Atrévete, en un escenario, que además de decorarse con diseños característicos del álbum Residente, contaba con una pantalla en el fondo en la que se proyectaban los videos que había hecho con calle 13 y visuales para acompañar las novedades musicales.

Para presentar La sombra, el cantautor detalló que se trata de una de sus composiciones favoritas y para la cual utilizó el concepto como una metáfora para África; luego hizo homenaje a todos los países en conflicto bélico con Guerra.

El público explotó nuevamente entre gritos y baile con Fiesta de locos, Muerte en Hawaii y Latinoamérica. Concluyó con Milo, pieza que compuso para su hijo y Apocalíptico, que grabó en China, para después retirarse.

Tras un breve momento de ausencia y ante la insistencia del público, Residente apareció nuevamente en el escenario para cantar La vuelta al mundo, Hijos del cañaveral y el Futuro es nuestro.

Finalmente, el músico se despidió de la gran fiesta que armó con baile y al ritmo de No hay nadie como tú y Vamos a portarnos mal.

La gira de Residente continuará este domingo en Monterrey y después partirá a Europa.

Fuente: La Jornada/Meli Vera
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s