Un alemán en Querétaro hace realidad su sueño emprendedor

Roman Gaa llegó a México en 2006 por un intercambio estudiantil. Hoy es dueño de una empresa en la capital queretana, donde produce Búho Soda, un refresco elaborado con productos naturales y endulzado con agave y estevia.

El alemán Roman Gaa llegó en 2006 a la Ciudad de México por un intercambio estudiantil con el Tec de Monterrey. En ese entonces no imaginaba que México se convertiría en su segundo país y que aquí haría realidad sus sueños emprendedores con la fundación de una compañía refresquera llamada Mima Sodas.

“Fue un año de la universidad, pero me quedé más tiempo y en total pasé como año y medio aquí. Viajé por el país, aprendí español y fui conociendo la cultura mexicana, la cual me encantó”, relata.
Regresó a su país a terminar sus estudios de ingeniería industrial en la Universidad de Tecnología de Berlín, graduarse y trabajar.

Búho Soda
— Es endulzado con una combinación de agave azul de Jalisco y stevia.

— Tiene un precio de anaquel de 19.90 pesos

–El nombre lo eligieron por su fácil pronunciación y porque es un animal con elegancia y fuerza.

–El primer sabor que se desarrolló fue el de cola. Hoy tiene diversos sabores, como limón-menta, naranja-mandarina, mango-maracuyá y tamarindo con un toque de chile.

— Desde febrero de 2016 se vende en bares, restaurantes y tiendas como City Market, Fresko, La Comer y Superama.

-La empresa cuenta con 12 colaboradores y en el siguiente año estima generar de 10 a 15 nuevas plazas, principalmente de vendedores y repartidores.

En 2014 se embarcó nuevamente hacia México: “Vine algunos meses a pasar mi estancia de paternidad que es un apoyo que el gobierno alemán otorga a las familias para que los padres puedan pasar tiempo con sus bebés. El gobierno te paga una parte de tu sueldo y la idea es que no toda la obligación del cuidado de los hijos quede en manos de las mujeres”, refirió.

Durante ese tiempo se dio cuenta de la riqueza en frutas con las que cuenta México y – al mismo tiempo – de la cantidad de refrescos artificiales que consume su población, sobre todo a la hora de comer.

“Fui a un supermercado y me di cuenta de la enorme cantidad de refrescos que hay de cualquier tamaño, pero la variedad realmente es pequeña: existen productos muy parecidos con las mismas características y mismos sabores, nada más de diferentes marcas, y pensé que era ilógico que teniendo tantas frutas en el país no hubiera bebidas naturales en donde se aprovecharan estos recursos”, destacó.

Después de hacer una investigación acerca de las bebidas y sus contenidos, generó su plan de negocio, renunció a su trabajo en Alemania y decidió radicar en Querétaro con el fin de iniciar su proyecto. La planta, sin embargo, la instaló en Puebla, porque esa entidad cuenta con disponibilidad de agua de calidad y baja en sales.

Hoy, a sus 36 años, Roman Gaa, produce en su empresa Búho Soda, un refresco 100 por ciento natural y que contiene hasta 64 por ciento menos calorías que cualquier otro de su tipo en el mercado. Son, presume el empresario, “refrescos 2.0, una nueva generación”.

“Usamos ingredientes puros y ofrecemos mezclas únicas de sabores. Por ejemplo, hace poco lanzamos dos nuevos sabores que son mango-maracuyá y tamarindo-chile. ¡El primer refresco mexicano con chile! Además, todos los sabores tienen la característica de que son endulzados con agave y estevia, y por lo tanto tienen menos calorías”, destacó Roman.

HOTSPOTS

Actualmente, Mima Sodas desarrolla un sistema de distribución a través de un nuevo diseño de su página web que contará con un mapa interactivo para generar hotspots de demanda, lo cual le servirá para comunicarse con sus clientes y le dará una idea de las regiones donde tiene que enfocarse en el futuro.

bs

Con esta herramienta innovadora, los consumidores le ayudarán a Búho Soda a llegar a más lugares. También pretende entrar al mercado de Estados Unidos y Canadá en este año, apoyado por el gobierno del municipio de Querétaro a través de su programa de emprendimiento ‘Abre’.

Aunque ama a su país, en México disfruta del clima y de la convivencia con amigos alemanes que radican en Querétaro. “Me encanta la posibilidad de ir algunas veces al año a la playa, son cosas que nosotros no tenemos en Alemania. Sí hay playas, pero es muy corto el tiempo en el que podemos aprovecharlas”, explicó.

Roman mencionó que existen otras bebidas en el mercado que son similares a Búho Soda, aunque carecen de algunas características como el gas, los tipos de edulcorantes o son de origen extranjero.

PROYECTO SOCIAL

Mima Sodas participa en un proyecto social llamado “La Fábrica Ecológica”, impulsado por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Querétaro, el cual consiste en reutilizar las botellas de vidrio y hacerlas vasos, que son elaborados por personas con capacidades diferentes que trabajan en un taller en el municipio de Cadereyta.

ms

La intención es apoyar con empleo a habitantes de comunidades e incentivar el reciclaje de algunos insumos. “Tratamos de apoyar a este proyecto llevándoles más botellas para que siga funcionado; y la idea es ofrecer los vasos para las casas y así darles una segunda vida a las botellas. Eso ayuda a generar empleo en Cadereyta y les damos otro uso a nuestras botellas serigrafiadas”, detalló.

Fuente; El Financiero/Alan Contreras
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s