L-citrulina: el aminoácido de la sandía. Así te ayuda a mejorar tu rendimiento

La L- citrulina es un aminoácido no esencial que podemos encontrar en diferentes alimentos ricos en proteínas así como también en la sandía y en el melón por ejemplo. Este aminoácido tiene la capacidad de producir diferentes efectos que en nuestro cuerpo que se traducen en una mejora en el rendimiento físico. A continuación te contamos más al respecto:

Citrulina malato: sus principales efectos

La citrulina en forma de sal conforma el malato de citrulina o citrulina malato que actualmente es parte de muchos suplementos deportivos, pues entre otras cosas, incrementa los niveles de L- arginina en sangre y mejora la utilización de aminoácidos durante el ejercicio, según señalan científicos españoles, lo cual puede favorecer el rendimiento y la recuperación muscular.

Por otro lado, la L-citrulina participa de reacciones metabólicas claves en la producción de energía aeróbica, lo que significa que puede retrasar la sensación de fatiga como ha concluido un estudio publicado en British Journal of Sports Medicine, donde se registró un incremento de 34% en la producción de ATP durante el ejercicio y un aumento de 20% en la tasa de recuperación de la fosfocreatina tras el esfuerzo físico.

1366 2000

Esto puede no sólo mejorar el rendimiento aeróbico sino también ser de utilidad para optimizar el rendimiento en entrenamientos anaeróbicos de alta intensidad, así como para reducir el dolor post ejercicio como se ha observado en un estudio publicado en 2010.

La mejor recuperación muscular se debe no sólo a la óptima utilización de aminoácidos en el cuerpo sino también, a la intervención de la L- citrulina en el ciclo de la urea que evita la acumulación de sustancias de desecho que pueden ocasionar agujetas y fatiga entre otras cosas. Asimismo, la L- citrulina promueve la liberación de óxido nítrico en el organismo y reduce la producción de radicales libres del oxígeno en el cuerpo según una investigación publicada en la revista Free Radical Research, todo lo cual resulta clave para favorecer la recuperación tras un esfuerzo físico intenso así como para mejorar el rendimiento.

Por todos estos efectos en el organismo, este aminoácido representa una ayuda ergogénica que podemos sumar con alimentos naturales como la sandía y el zumo de sandía, o bien mediante suplementos en dosis de 6 a 8 gramos diarios, ingeridos antes del esfuerzo físico.

En este último caso, necesitaremos acudir a suplementos ya que las dosis indicadas para deportistas no se alcanzan fácilmente en una dieta variada o con alimentos que contienen cirtrulina naturalmente, de lo contrario consumiríamos un exceso de proteínas.

Fuente: Vitónica/Gabriela Gottau
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s