Terry Gilliam culmina película maldita del Quijote tras 17 años

La cinta está protagonizada por Adam Driver y Jonathan Pryce; narra la historia de un publicista que regresa al pueblo donde por primera vez intentó grabar un película

Casi un milagro. Así se podrían calificar las aventuras del hidalgo Terry Guilliam que en algún momento creyó que al final de su vida conseguiría rodar su visión del Quijote que comenzó allá por el año 2000.

El primer intento en el desierto de las Bardenas no llegó a buen puerto porque unas inundaciones frenaron las grabaciones al convertir el escenario deseado en un lodazal. Además tuvo que lidiar con el ruido de los aviones de una base cercana de la OTAN y una doble hernia de disco de Jean Rochefort (su primer Don Quijote).

Sucesivamente se encontró con una serie de despropósitos como el abandono de un productor o la muerte repentina de su protagonista como le pasó con John Hurt, al que le diagnosticaron cáncer de pancreas en su segundo intento de terminar la cinta, con producción de Amazon.

En este último intento comenzó el rodaje en el barranco de los Enamorados en el municipio de La Oliva en Las Palmas con la coproducción de España, Bélgica y Portugal y con un equipo formado por Jonathan Pryce (Don Quijote) y Adam Driver (Sancho Panza), así como Oscar jaenada, Olga Kuylenko, Rossy de Palma, Eva Basteiro-Bertoli y Stellan Skarsgard.

El argumento narra como un publicista (al principio era un cineasta que interpretaba Johnny Depp y luego Ewan McGregor) decide regresar al pueblo de la filmación de su vieja película estudiantil en España y donde el protagonista de su Quijote se vuelve loco pensando que es el auténtico caballero.

Éste confunde al protagonista con Sancho Panza y juntos salen a buscar a Dulcinea. Tras todos estos avatares el director compartió con sus seguidores el final de la odisea: “Lo siento por el largo silencio. He estado ocupado empaquetando todo en el camión y ahora estoy camino de casa. Después de 17 años, hemos terminado la grabación de The man who killed Don Quixote.

Muchas gracias (en español) a todo el equipo y a los creyentes”, publicó en su muro de Facebook a la vez que por fin pudo exclamar “El Quijote vive”. Una película maldita menos en suhaber.

El director ofreció disculpas por el largo silencio acerca del proyecto y, con su particular sentido del humor, dijo que había estado ocupado cargando el camión y que ahora regresaba a casa: ‘Quixote vive!’, escribió Gilliam en Facebook y en uno de los flancos del vehículo.

Guilliam saltó a la fama luego de la proyección de la cinta Brazil, la cual narra una hsitoria distópica en la que el portagonista, interpretado por Jonathan Pryce intenta escapar a través del amor del control del Estado y de sus instituciones.

A ese primer éxito le siguieron otros como Doce monos (1995) o Miedo y Asco en las Vegas (1998).

Películas que convirtieron a Guilliam en un autor de culto.

autor de culto

Fuente: La Razón/Redacción
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s