Artistas chinos discapacitados logran con su talento la belleza en ‘My Dream’

La vibración de una música que no escuchan recorre los cuerpos de los 21 jóvenes chinos que interpretan la danza dedicada a Kuan Yin, conocida también como la que oye el llanto del mundo. La bailarina principal, quien también es sorda, mira de reojo las indicaciones de la coreógrafa que, en lenguaje de señas, indica los ritmos, los tiempos, el momento para que eleven los brazos y así representar las mil manos de la bodhisattva de la compasión.

Puede que estos artistas no sean igual a otros, pero con su talento consiguen la belleza artística, asegura Zhang Jigang, quien dirige el Grupo de Artistas Discapacitados de China (GADC), que se encuentra en México para presentar el miércoles 7 de junio su espectáculo My Dream, en el Auditorio Nacional.

Es la tercera vez que la compañía visita el país, en esta ocasión en el contexto del 45 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y México.

Poesía, música, piezas coreográficas contemporáneas, incluso ritmos latinos y canciones como México lindo y querido, un detalle de cortesía con sus anfitriones, forman parte de la propuesta escénica del GADC.

La compañía se creó en 1987, luego de que alrededor de 30 personas con discapacidad participaran en el primer Festival de Arte de China, y usaron la parte más bella de sus personas para hacer música, danza, teatro. Fue entonces que se decidió formar un grupo profesional.

Rigor y pasión

Su rigor y pasión por cada una de las disciplinas artísticas pronto se reflejó en la gran calidad de sus cuadros, sin que la discapacidad auditiva, visual o física fuera un obstáculo.

Ejemplo de ello es la danza El Buda de los mil brazos, ya emblemática de la compañía y que les ha permitido alcanzar fama internacional, así como conseguir autosuficiencia comercial, sin dejar de lado las presentaciones con fines benéficos e intercambios culturales.

Kuan Yin es la versión china de la figura budista bodhisattva, que alude a alguien que se encuentra de manera importante en el camino del Buda, es decir, a unos pasos de la iluminación. En occidente, de manera errónea, se llama diosa a la bodhisattva de la misericordia, la más popular de estas figuras.

 

En diversos países asiáticos, donde existen muchos templos dedicados a Kuan Yin, se le representa de diferentes maneras y sexos: en Japón se le conoce como Kannon y en el budismo de los himalayas como Chenrezig.

En la devoción popular china, Kuan Yin rescata a quienes acuden a ella en momentos de dificultad, sobre todo ante los peligros producidos por el agua, el fuego o las armas.

El alma del pavo real

Otra de las obras estelares que presenta el GADC es El alma de un pavo real, interpretado por la bailarina Tai Lihua, sorda desde los dos años, quien siente y piensa la danza como una música colorida que se puede contemplar, una hermosa forma de expresar sentimientos.

La compañía forma parte del programa Artista por la paz, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). También ha sido reconocida por el gobierno chino como Mensajero cultural de la gran patria.

El título del espectáculo, My Dream, hace referencia sobre todo al sueño de cada uno de los artistas participantes, al ver convertido en realidad se deseo de ser profesionales del escenario, con tal nivel de habilidad que su discapacidad pasa a segundo término o no se nota, agregó Zhang Jigang.

Sobre todo, My Dream plantea superar las fronteras del idioma, la cultura y las nacionalidades para tocar el corazón de la audiencia, concluye el director, quien informó que el espectáculo se ha presentado en 91 países, convirtiéndose en la compañía de arte de China con mayor número de actuaciones y países visitados.

Durante los recientes seis años, la Fundación My Dream for Harmony ha recaudado millones de dólares para apoyar financieramente diferentes proyectos de caridad en China y el mundo.

La gira por México incluirá presentaciones en Puebla, Toluca, Querétaro, Monterrey y Guadalajara, entre otras ciudades.

Fuente: La Jornada/Mónica Mateo Vega
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s