Impulsan educación para el empleo enfocado a ninis

Alrededor de 20 empresas las que ponen sobre la mesa las vacantes que se han vuelto difíciles de cubrir para que, a través del CONCER, los jóvenes obtengan sus certificaciones que les permita desarrollarse en un empleo e iniciar una carrera laboral.

El alto porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan, sumado al desempleo juvenil que supera los 6 millones, mantiene a una fuerza laboral a la que le hacen falta habilidades para incorporarse al empleo que hoy existe. De ahí que, impulsar la certificación en tres dimensiones: conocimiento, habilidades y actitud, permiten ir ocupando esas vacantes que se han vuelto difíciles de cubrir.

Alberto Almaguer, director general del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER) explicó en entrevista que “lo que estamos haciendo es capacitar a los jóvenes para trabajos que hoy existen, para empleos que tienen hoy alta rotación y alta demanda, y por lo que se firman convenios de vinculación con la iniciativa privada”.

En ese sentido, junto con la firma McKinsey & Company, atraen a los jóvenes que dejaron truncos sus estudios, o que simplemente concluyeron pero que no se han podido sumar a la fuerza laboral, para, a través de capacitación, darles los elementos y las habilidades para que puedan ingresar a un empleo.

Son alrededor de 20 empresas las que ponen sobre la mesa las vacantes que se han vuelto difíciles de cubrir para que, a través del CONCER, los jóvenes obtengan sus certificaciones que les permita desarrollarse en un empleo e iniciar una carrera laboral.

De acuerdo con Almaguer, la definición de los puestos de trabajo los determina el propio mercado, pero fundamentalmente trabajan en dos sectores: comercio y servicios financieros.

Para ello, la firma Mckinsey, con el programa Generation México, se ha enfocado en capacitar trabajadores para tiendas de autoservicio, vendedores de tiendas departamentales y asesores financieros para empresas de la Ciudad de Mexico, quienes perciben un sueldo mensual promedio entre dos y seis veces mayor al que tenían previo a su participación a este programa de capacitación.

Asimismo, McKinsey informó que las empresas que contratan a las personas que fueron capacitadas para fortalecer sus competencias “han experimentado un crecimiento en productividad de hasta 30% y su rotación disminuye casi una tercera parte”.

En ese sentido, la firma destacó en el convenio que se pretende “pulir su perfil” para desarrollar las habilidades que el mercado está demandando para enrolarlos en una actividad productiva

“Darles habilidades y capacidades para conseguir empleo, hay un grupo de la población que consideramos que requiere conseguir empleo inmediatamente, por ello la capacitación es 8 a 10 semanas. Lo que damos es un curso para empleos que se están demandando por el mercado”.

Fuente. El Economista/María del Pilar Martínez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s