Aportaciones para el retiro no aumentarán este sexenio: SHCP

Si existiera una mayor cobertura en el sistema de pensiones, la presión sobre las finanzas públicas sería menor.

Durante el actual sexenio ya no se logrará incrementar las aportaciones de 6.5% para mejorar las pensiones de los trabajadores, reconoció Óscar Vela, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Ante este escenario, dijo que se seguirán impulsando las campañas para fomentar el ahorro voluntario.

El objetivo principal a través de estas campañas es lograr que las empresas estén obligadas a ofrecer a sus trabajadores planes de ahorro voluntario, para que con ello tengan más facilidad y motivación de ahorrar para su cuenta de retiro.

Agregó que en Hacienda han estado trabajando con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro y otros organismos del sistema financiero como la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros y la Asociación de Bancos de México para que se materialice una plataforma abierta para que las personas puedan hacer aportaciones voluntarias en un cajero, en su aseguradora o en cualquier servicio financiero.

Vela señaló que el gasto que hoy existe en el pago de pensiones se calculó desde que se fueron haciendo las reformas tanto del IMSS (1997), ISSSTE (2007), Petróleos Mexicanos (Pemex) (2015) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) (2016), de migrar de un esquema de beneficio definido a uno de cuentas individuales.

Existen más de 100 
regímenes de pensiones

De acuerdo con información de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en el país existen 105 régimenes de pensiones y jubilaciones, de los cuales 68 son de beneficio definido y 37 forman parte del sistema de cuentas individuales, es decir, los recursos son administrados por una afore.

En la Cuenta Pública del 2013, la ASF expone que la situación financiera y actuarial de los regímenes públicos de pensiones y jubilaciones presentó un déficit (actuarial) de 3 billones 776,761 millones de pesos.

Las dependencias que presentan los mayores déficits son Hacienda, Pemex, CFE, Sociedades Nacionales de Crédito, entidades en proceso de liquidación y otras entidades con obligaciones pensionarias, que en su conjunto registran un déficit de 5.2 billones de pesos.

Lo cierto es que el gasto en el pago de pensiones y jubilaciones cada año se eleva y absorbe una parte significativa de las finanzas públicas del país. Para este año se tiene presupuestado 720,128 millones de pesos, monto que representa 50% de lo que se contempla recaudar del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Al respecto, Vela explicó que actualmente el gasto en pensiones representa 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB), pero para el 2022 representará 4.5 por ciento.

“Es un crecimiento que se tiene diagnosticado y para el cual la Secretaría ya está tomando previsiones adicionales para enfrentarlo (…) Es un gasto que va a seguir creciendo en la próxima década y, en la medida en que esas generaciones vayan reduciendo, el gasto será menor”.

En entrevista, indicó que uno de los factores que sin duda ayudarán a reducir el gasto en pensiones es incrementando la formalidad laboral, pues a través de las contribuciones que realicen los trabajadores, la presión será menor para las finanzas públicas.

Formalidad ayudará a 
mitigar gasto en pensiones

“En la medida en que haya más formalidad es posible que la presión en el gasto público se relaje. Sabemos que estamos en un proceso donde la discusión está en todos los sectores y sobre dónde se debe mover el sistema”.

Actualmente, el gasto en pensiones absorbe 20% del gasto programable. Del 2007 al 2017, el pago de pensiones se ha incrementado en 112% en términos reales, pasando de 339.5 millones a 720.1 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Consar.

En otra ocasión, Vela reveló que el gasto que se destina a las pensiones y jubilaciones no es equitativo, pues de lo que se tiene presupuestado, 70.9% se dirige a los deciles IX y X de la población; mientras que 24.1% al decil IV y VIII y los deciles I, II y III apenas perciben 3 por ciento.

Estas pensiones se encuentran principalmente en el sector público, siendo la CFE la que mayores pensiones entrega, ya que en promedio entrega alrededor de 21,000 pesos mensuales a un empleado, mientras que Petróleos Mexicanos en promedio entrega alrededor de 17,000 pesos; el ISSSTE, 11,000 pesos y el IMSS 4,200 pesos.

La consultora Valuaciones Actuariales Norte estima que la deuda del país en pago de pensiones representa 150% del PIB. De este total, 60% pertenece a las obligaciones del IMSS, la cual atiende a 19 millones de personas y 90% pertenece al ISSSTE, la cual atiende a 6 millones de personas.

Fuente: elizabeth.albarran@eleconomista.mx
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s