¿Dónde metió el PT los 38 millones que faltan?

Al final todo tiene que ver con dinero. El candidato del PT en el Estado de México declinó en favor de la candidata de Morena. El argumento oficial fue que lo hizo porque Delfina Gómez representa la verdadera izquierda y es la única opción de cambio.

Sin embargo, es un asunto de recursos: con la decisión, el PT está dejando de justificar el uso de 38 millones 439 mil 886 pesos de financiamiento público para la campaña de su candidato, Óscar González Yáñez, el mismo que dice ahora unirse a Morena para acabar con los cacicazgos.

Pero, ¿contra los cacicazgos? Por favor, Alberto Anaya es dueño del PT desde el 8 de diciembre de 1990, cuando creó el partido. O sea, su jefe es tan cacique como los líderes sindicales que llevan décadas al frente de sus gremios, sin contrapeso alguno.

Por eso Anaya es fan de la dictadura comunista de Corea del Norte, a la que considera “una sociedad muy organizada, con una visión de unidad, y estamos convencidos que con Kim Jong-un a la cabeza seguirá avanzando por el camino del socialismo”.

Es ese partido (que desde que cayó el Muro de Berlín no ha tenido relevo en su jefatura) el que ha reportado un gasto de sólo ocho millones 988 mil 816 pesos, salidos de nuestros impuestos, ante la Unidad de Fiscalización del Instituto Electoral del Estado de México.

Así que, hasta el más reciente corte (20 de mayo), el PT de Anaya se quedó con casi 40 millones de pesos, sin informar todavía para qué los utilizó, a lo cual está obligado por ley, ya que se trata de recursos procedentes del presupuesto público.

El PT recibió 47.4 millones de pesos del erario para que su candidato los gastara en el proceso electoral. Pero González Yáñez se comprometió a no usar la tercera parte en su campaña y que, en su lugar, los regalaría a los ciudadanos como compensación al incremento del precio de la gasolina.

Un día se presentó en una estación de gasolina de Toluca y pagó, con dinero en efectivo, el 32 por ciento a los ciudadanos que cargaron combustible en un par de horas. Con ese acto de rey mago justificó su gran promesa de campaña de regalar 14.2 millones de pesos a los ciudadanos para la gasolina.

¿A poco el alfil de Alberto Anaya en el Edomex (y ahora de Delfina Gómez) regaló a automovilistas, en sólo un par de horas, 14.2 millones de pesos en una gasolinera de Toluca? ¿Andaba con 14.2 millones en efectivo encima? Por lo pronto, debe aclarar dónde metió 38 millones 439 mil 886 pesos.

Porque son del erario.

Fuente: La Razón/Twitter: @ruben_cortes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s