El éxodo de capitales persiste; inversionistas prefieren el exterior

En el primer trimestre del año los residentes del país sacaron recursos equivalentes a 55% del total que desinvirtieron en todo el 2016; se trata del registro más alto de salidas trimestrales de capital.

Entre enero y marzo de este año los inversionistas residentes en México aumentaron sus activos en el exterior en 14,349 millones de dólares, informó el Banco de México.

Esto significa que en un solo trimestre, el primero del año, los residentes del país sacaron recursos equivalentes a 55% del capital total que desinvirtieron en todo el 2016.

Con información de la balanza de pagos al primer cuarto del 2017, se observa que esta ampliación de activos de residentes fuera de México se convirtió en el registro más alto de salidas trimestrales de capital.

El éxodo de inversionistas residentes de este 2017 desbancó al registro del periodo enero-marzo del 2016 que, hasta ahora, había sido el de mayor ampliación de depósitos en el exterior, cuando alcanzó 12,749 millones de dólares.

Esta nueva salida de capitales de inversionistas domésticos se presentó en el contexto de volatilidad, prevaleciente en el primer trimestre del año, resultado del inicio de la nueva Presidencia de Estados Unidos.

“Los mercados financieros nacionales se vieron afectados de manera importante a principios del año, especialmente como consecuencia de la incertidumbre en torno a la posible instrumentación de políticas comerciales y migratorias de la nueva administración estadounidense, que pudieran incidir desfavorablemente en la economía mexicana”, consigna el Banco de México en el comunicado de la Balanza de Pagos en el primer trimestre del 2017.

Buscaron refugios seguros

Este comportamiento es explicado por analistas del Instituto de Finanzas Internacionales, por una “búsqueda de refugios seguros”, que benefició en el periodo a los mercados maduros.

“Los inversionistas mantuvieron los activos de mercados emergentes infraponderados (…) entre los activos de fondos. Malasia, Colombia e India fueron los destinos preferidos, de mediados de marzo a finales, mientras México fue el único país en nuestra muestra registrando salidas”.

Pese a esta fuga de capitales mexicanos, en el detalle de la cuenta financiera, contenido en la Balanza de Pagos del primer trimestre, se observa que la inversión total de cartera de no residentes ascendió en el mismo periodo a 9,494 millones de dólares. Esto es 1,326 millones menos que el registro del cuarto trimestre del año pasado.

Sí volaron

El detalle de la información contenida en la cuenta financiera indica que en el primer trimestre del año la inversión en instrumentos gubernamentales sumó 3,000 millones de dólares, mientras que 1,900 millones se canalizaron a los mercados de dinero y de capitales privados.

Las inversiones en instrumentos emitidos en el exterior totalizaron 5,600 millones de dólares, de los cuales 4,900 millones estaban en instrumentos públicos y 703 millones en instrumentos del sector privado.

De esta cifra, el sector público no financiero emitió el equivalente a 7,871 millones de dólares. Los números reportados evidencian que se detuvo la caída de las emisiones de valores del sector privado en el exterior, que regresaron al mercado a colocar 674 millones de dólares, después de haber completado tres trimestres consecutivos de desinversiones.

Cuentas externas, 
factor de vulnerabilidad

Tras revisar las estadísticas de la Balanza de Pagos al primer trimestre del 2017, Delia Paredes, directora ejecutiva de Análisis y Estrategia en Grupo Financiero Banorte, consigna que “las cuentas externas de México reflejan incertidumbre en las perspectivas económicas.

“Aunque el déficit en cuenta corriente se mantuvo en torno al 2.7% del PIB, en términos de flujos, los mercados siguieron resintiendo un entorno adverso en los mercados financieros globales”.

Además, la incertidumbre que rodea las perspectivas económicas de México dio lugar a niveles más bajos de Inversión Extranjera Directa (IED), enfatizó. Las cifras oficiales del Banco de México evidencian que entre enero y marzo de este año la IED sumó 7,946 millones de dólares. Una cifra que es 26% inferior a los 10,747 millones registrados en el mismo lapso del 2016.

La cuenta corriente de la Balanza de Pagos de México registró un déficit de 6,859 millones de dólares en el primer trimestre del año, que es equivalente a 2.7% del PIB, y a pesar de representar un menor nivel respecto al observado en el mismo periodo del año pasado, resulta el segundo más alto desde el 2006.

La estadística de la Balanza de Pagos de este trimestre incorpora una nueva metodología, derivada de la implementación de la sexta edición del manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional.

Estas modificaciones alinean la presentación estadística de México con las internacionales, lo que facilita la comparabilidad y proporciona a los usuarios un mayor nivel de desagregación de la información.

Fuente: ymorales@eleconomista.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s