Se fuga con el novio y luego finge ser secuestrada por tratantes

PUEBLA, Pue. (apro).- La Fiscalía General del Estado (FGE) aclaró que la desaparición de Jennifer Flores no se derivó a un secuestro por cuenta de una banda de tratantes de personas, como lo hizo creer la joven a sus familiares.

A través de las redes sociales, la FGE dejó en claro que en el caso de la joven de 15 años se descartaba el secuestro y la trata de personas, pero extraoficialmente se informó que Jennifer realmente se había ido por voluntad propia con el novio.

Los familiares informaron ayer a los medios de comunicación que la muchacha de 15 años había sido rescatada luego de una llamada que ella misma había hecho para pedir auxilio pues, la joven aseguró que ese mismo día sus captores la pretendían vender a unos tratantes de mujeres.

Según la versión que surgió de integrantes de su familia, la explicación que dio Jennifer, quien había desaparecido desde el jueves 12, fue que había logrado quitar el celular a uno de sus captores, por lo que se comunicó a su casa para dar la dirección de dónde, según ella, la tenían secuestrada.

Al acudir al lugar, la joven señaló a dos hombres como los supuestos captores, sin embargo, al ser interrogada cayó en contradicciones.

Fuentes de la Fiscalía indicaron que, en principio, Jennifer no pudo explicar cómo pudo proporcionar a sus familiares la ubicación exacta de la casa en donde supuestamente la tenían privada de su libertad.

Luego hubo vecinos que atestiguaron que habían visto entrar y salir a la joven de manera voluntaria.

Jennifer acabó por aceptar que no había sido raptada, como dijo a sus parientes para justificar su ausencia, y que había decidido irse de su casa por “problemas familiares”.

Los dos detenidos resultaron ser el presunto novio y su padre, quienes serán puestos en libertad sin cargos.

Los amigos y familiares de Jennifer habían realizado al menos dos manifestaciones a las afueras de la Fiscalía para exigir que se investigara la desaparición de la quinceañera, pues aseguraban que había testigos de que la obligaron a subirse a un vehículo cuando estaba en la parada del transporte público.

Además, habían distribuido panfletos y emprendido una campaña en las redes sociales para pedir ayuda en su localización.

Sin embargo, había el antecedente de que en junio de 2016, Flores igual había sido reportada como desaparecida e igual resultó falsa alarma.

Fuente: Proceso/Gabriela Hernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s