No hay video oficial para investigar asesinato del periodista Javier Valdez

El fiscal general del estado reconoció que, debido a las fallas en la videovigilancia pública, para este caso se ha tenido que recurrir a cámaras de seguridad privadas en el intento de identificar a los agresores. 

La investigación de homicidios, como el del periodista Javier Valdez, ocurrido el lunes pasado en Culiacán, Sinaloa, se hace a la antigüita, pues el sistema de videovigilancia es deficiente. De las 270 cámaras que controla el municipio, sólo 14 funcionan correctamente.

Juan José Ríos Estavillo, fiscal general de Sinaloa, reconoció que, debido a las fallas en la videovigilancia pública, han tenido que recurrir a cámaras de seguridad privadas para identificar a los agresores, en este caso al menos.

Agregó que “se están realizando las investigaciones sobre el trayecto que pudo haber tenido el automotor antes y después de los hechos; además de que por lo menos está la posibilidad de revisar el contenido de cuatro cámaras del C4, incluso un promedio de otras cuatro cámaras de particulares”.

Autoridades estatales confirmaron a este diario que desde la llegada de la presente administración, a cargo del gobernador Quirino Ordaz, se detectaron fallas técnicas en el sistema de videovigilancia que ha proporcionado la empresa Seguritech, desde hace más de cinco años, por lo que ya se está trabajando en subsanar el problema.

Explicaron que en el caso específico de Culiacán, hay poco más de 400 videocámaras seguridad, 270 de las cuales están controladas por el municipio pero, sólo 14 sirven.

Las autoridades detallaron que en febrero el gobierno del estado lanzó una licitación pública para un centro de videovigilancia, que constaría de unas 320 cámaras extras en distintos puntos del estado.

Sin embargo, en una revisión que hizo El Financiero, se detectó que la Licitación Pública Nacional No. GES 01/2017, para colocar cámaras de seguridad en 100 puntos de monitoreo inteligente y 80 sistemas de lectura de placas automatizado, se entregó a empresas, como Seguritech, que no cumplieron al 100 por ciento los requerimientos.

De entrada, algunas de las empresas presentaron sus respectivas propuestas en forma extemporánea y en otros casos no acreditaron ser proveedores de las empresas fabricantes de las cámaras de seguridad que se instalarán.

No obstante, ello la licitación se calificó como válida y ya se está en trámite para la instalación de las citadas cámaras de videovigilancia y lectura de placas automatizado para la imposición de infracciones.

En marzo. El Financiero documentó que Seguritech incumplió con los plazos para instalar 10 mil cámaras en el Estado de México.

Pero sí cobró. Desde 2013, Seguritech cobró puntualmente mil 500 millones de pesos cada año por las videocámaras; lo que da un importe, al contar este 2017, de 6 mil 376 millones 773 mil 27 pesos.

Fuente: El Financiero/David Sául Vela
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s