La CNDH y el Conapred piden a legisladores impulsar reformas a favor de la población LGBTI

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) hicieron un llamado a los legisladores federales y locales para avanzar en el reconocimiento pleno de los derechos humanos de la población LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexos) en todo el país, con base en el principio de igualdad y no discriminación establecido por el artículo primero constitucional.

En un comunicado conjunto destacaron que en ocasión del Día Nacional de la lucha contra la Homofobia, que se celebra este 17 de mayo, resulta fundamental contribuir a la construcción de una cultura de igualdad de derechos, de trato y de acceso a las oportunidades de desarrollo para todas las personas.

La presidenta de Conapred, Alexandra Haas Paciuc, y el ombudsman Luis Raúl González Pérez, pidieron a los presidentes de las mesas directivas de los congresos estatales “impulsar y hacer posibles las reformas necesarias en favor de la población de la diversidad sexual y de género de nuestro país, y avanzar así en la construcción de una sociedad más igualitaria, reforzando el derecho a la igualdad, a la no discriminación y a la ciudadanía plena, garantizados en nuestra Constitución Política”.

Tras recordarles la tesis jurisprudencial emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (43/2015 de la Primera Sala) que declara inconstitucionales los códigos civiles de aquellas entidades donde el matrimonio es entendido como la unión entre hombre y mujer, por tener éste como única finalidad la procreación, les hacen ver que “una ley sobre matrimonio igualitario no haría más que detallar algo que actualmente es una realidad jurídica en México, con base en la interpretación hecha por la SCJN de diversas disposiciones constitucionales, en particular, del artículo 1°, el cual prohíbe todo tipo de discriminación, incluida la motivada por orientación sexual”.

Añadieron: “Imponer restricciones al reconocimiento o ejercicio de derechos, con sustento en la orientación o preferencia sexual de cada persona, es un acto que violenta los derechos humanos y atenta contra la dignidad de las personas”.

Tras señalar que resulta inadmisible que se pretenda distinguir entre personas heterosexuales y homosexuales en el acceso a derechos, porque ello crearía ciudadanos de primera y de segunda categorías, Haas Paciuc y González Pérez expresaron su convicción de que los congresos locales tienen el compromiso con el reconocimiento y protección de la dignidad de las personas y los derechos humanos, por lo que agradecieron anticipadamente el esfuerzo en favor de la igualdad de derechos de mexicanas y mexicanos.

Fuente: Proceso/Redacción
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s