Detrimento laboral, con mayor incidencia en región sur-sureste

Los indicadores de mayor relevancia son informalidad, condiciones críticas de ocupación, trabajadores sin acceso a prestaciones de ley e ingresos de hasta dos salarios mínimos.

Al cierre del primer trimestre de este año, la merma laboral registró mayor impacto en las entidades federativas ubicadas en la región sur-sureste del país.

Considerando los indicadores de informalidad, condiciones críticas de ocupación, trabajadores sin acceso a prestaciones de ley e ingresos de hasta dos salarios mínimos, los 10 principales estados con las variables más elevadas fueron Chiapas, Oaxaca, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Campeche y Tabasco.

En sentido contrario, los territorios mexicanos con las mejores condiciones labores, al presentar los coeficientes citados más bajos, corresponden a Nuevo León, Chihuahua, Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Aguascalientes, Querétaro, Sonora, Jalisco y Ciudad de México, es decir, las regiones norte y centro de México, con excepciones, muestran fortaleza en el mercado de trabajo.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, a marzo del 2017, las entidades que exhibieron la Tasa de Informalidad Laboral 1 más alta fueron Oaxaca (81.92% de su población ocupada), Chiapas (79.81%), Guerrero (77.63%), Hidalgo (74.46%) y Puebla (73.26%) en el país este indicador se colocó en 57.17 por ciento.

Los menores niveles se dieron en Chihuahua, Nuevo León (ambos con 35.72%), Baja California (37.90%), Coahuila (37.92%) y Baja California Sur (39.27 por ciento).

Zozobra

En México, al finalizar el primer trimestre del año, 38.38% de los trabajadores remunerados no tienen accesos a prestaciones de ley; por estado, las mayores relaciones se posicionaron en Oaxaca (63.43%), Michoacán (58.73%), Chiapas (57.74%), Guerrero (57.21%) y Puebla (56.90 por ciento).

Mientras las entidades que ostentaron la menor cantidad de trabajadores en esta situación fueron: Coahuila (19.23%), Nuevo León (19.53%), Baja California (22.17%), Chihuahua (25.43%) y Tamaulipas (25.66 por ciento).

En el periodo de referencia, 41.85% de la población ocupada en el país ganaba sólo hasta dos salarios mínimos. En este sentido, Chiapas, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Oaxaca rebasaron el horizonte de 50 por ciento.

Por su parte, las menores tasas fueron para Nuevo León (21.24%), Querétaro (27.31%), Baja California (27.38%), Chihuahua (28.17%) y Baja California Sur (28.80 por ciento).

La tasa de condiciones críticas de ocupación se situó en 14.43% de la población ocupada; ésta incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

estados@eleconomista.mx

Fuente: El Economista/Rodrigo A. Rosales
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s