Acuña Llamas, el nuevo titular del INAI, coautor del no al recuento de boletas del 2006

CIUDAD DE MÉXICO, (apro).- Cercano al PAN, coautor del episodio de opacidad más grave para el país como lo fue la negativa a un recuento de boletas en la elección presidencial de 2006, Francisco Javier Acuña Llamas, se convirtió hoy en el nuevo presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

El comisionado consiguió hoy entre sus pares del organismo garante de la transparencia, los cinco votos mínimos de entre siete posibles.

Cofundador de la extinta Libertad de Información AC, una organización pionera en la promoción del derecho de acceso a la información, terminó separándose para asumir como secretario de Estudio y Cuenta del magistrado electoral Salvador Nava Gómar, quien fungió como ponente en la negativa de acceso a las boletas electorales solicitada por Proceso en 2006, tras la elección presidencial en la que resultó oficialmente ganador Felipe Calderón Hinojosa.

Ese año, el candidato Andrés Manuel López Obrador se perfilaba como el más aventajado en las preferencias electorales, por lo que, ante el resultado en los comicios y la detección de distintas irregularidades solicitó un nuevo conteo pero le fue negado.

Aprovechando el entonces nuevo sistema de transparencia, el semanario Proceso solicitó acceso a las boletas electorales para realizar un recuento ciudadano que, si bien no tendría validez jurídica, mostraría a quién le asistía la razón en el conflicto poselectoral.

Cuando el asunto llegó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Acuña Llamas fue encargado de elaborar el proyecto de resolución de Salvador Nava, que de manera tajante negó el acceso a la información y defendió la postura de manera recalcitrante hasta conseguir la unanimidad del órgano jurisdiccional.

Luego de dos años desde que los comisionados del INAI asumieron el cargo y eligieron a Ximena Puente de la Mora como presidenta del organismo autónomo, el relevo previsto recayó sobre dicho comisionado de entre cuatro postulaciones.

Desde que en 2015 el Senado de la República eligió al actual pleno de la INAI, distintos actores consideraron que el caso de Acuña Llamas se trataba de una cuota para el PAN.

En días pasados se dio a conocer que contenderían por el cargo para un período de dos años, los comisionados Patricia Kurczyn, Rosendoévengui Monterrey, Óscar Guerra Ford y el mencionado Acuña. Los dos primeros se han caracterizado por sus resoluciones para mantener en reserva información inconveniente al gobierno peñanietista, en tanto, Guerra ha tenido un mayor apertura, aunque mayor conflictividad entre sus compañeros.

En 20 minutos, el relevo de Puente de la Mora se decidió en una segunda ronda de votación, pues en la primera no se obtuvieron los cinco votos mínimos para decidir la Presidencia. El resultado en sí fue inesperado. En la primera ronda de votación, Kurczyn, Monterrey y Guerra empataron con dos votos cada uno, mientras que Acuña consiguió sólo uno.

La elección puso de manifiesto también las tensiones que desde hace meses se viven entre comisionados, agudizadas desde diciembre pasado, cuando la presidenta Ximena Puente de la Mora anunció y luego retiró su postulación a la Fiscalía Anticorrupción.

Acuña Llamas es licenciado en derecho por la Universidad Regiomontana y doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Además, cuenta con diplomado de Altos Estudios Internacionales por la Sociedad de Estudios Internacionales de Madrid.

En 2011 y hasta su elección como comisionado del INAI, trabajó en el TEPJF, donde fue coordinador de Información Documentación y Transparencia, director general de Enlace y Transparencia, y secretario de la Comisión de Supervisión y Resolución en materia de transparencia y acceso a la información.

Los cargos mencionados fueron posibles gracias al padrinazgo de Salvador Nava, identificado a su vez como cercano al panismo, compadre del senador Roberto Gil Zuarth, uno de los influyentes miembros de la bancada panista que en 2015 eligió a los siete comisionados actuales, entre ellos a Acuña Llamas.

Sobre el nuevo presidente del INAI recaen diferentes tareas frustradas durante la gestión de Puente de la Mora, entre estas, el retraso en la operación de la Plataforma Nacional de Transparencia, debido a fallas técnicas desde mayo de 2016; también diferentes implementaciones pendientes de la Ley General de Transparencia y numerosos asuntos relacionados con la opacidad, entre otros, del sector energético desde la aprobación de la reforma constitucional en la materia que deberá resolver el organismo y generar criterios.

Fuente: Proceso/Arturo Rodríguez García
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s