López-Dóriga celebra hoy 23 años de su programa de radio

Desde 1994 se ha convertido en el periodista de las exclusivas en el espacio de Radio Fórmula que lleva su nombre; inyecta un estilo propio, fuerza y dimensión a ese medio, coinciden sus colegas; ser generador de la noticia es su mayor aporte, afirman.

Joaquín López-Dóriga ya contaba con una amplia trayectoria de 26 años en el periodismo y dos premios nacionales cuando, a invitación de Rogerio Azcárraga Madero, presidente del Consejo de Administración de Radio Fórmula, inició el 3 de mayo de 1994 su historia en radio con su ya tradicional programa vespertino López-Dóriga.

Desde entonces El Teacher, como cariñosamente se le conoce, es el periodista que ha platicado lo mismo con presidentes, Jefes de Estado y políticos que con poetas y escritores, como Octavio Paz, Pablo Neruda y Gabriel García Márquez. Reportó la caída de Saddam Hussein, en Irak; el relevo en el Vaticano tras la muerte de Juan Pablo II, con Benedicto XVI, quien después dimitió para dar pie a la llegada de Francisco, el primer papa argentino, a la Santa Sede. Le tocó vivir la alternancia política en México, luego de 70 años, y su micrófono le ha dado voz a cuatro presidentes: Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.

Su aportación periodística a la radio nacional va más allá de ser testigo de los acontecimientos importantes del mundo. Se ha convertido en el periodista de las exclusivas y con ello ha generado noticia y ha abierto el debate.

“Joaquín trajo la radio de mediodía al cuadrante mexicano. La radio informativa nacional no tenía fuerza ni dimensión hasta que él llegó hace 23 años, además tiene un programa muy escuchado que abre debates y genera notas. Así fue desde el primer día y así sigue siendo hoy. Ha tenido un liderazgo en muchos campos de nuestro trabajo y son ya muchos años, lo cual ya es un doble mérito, no sólo por el liderazgo, sino por el tiempo que se ha mantenido a la cabeza o en el pelotón de los líderes”, asegura el periodista Ciro Gómez Leyva en entrevista con La Razón.

Por su trayectoria en televisión, radio, prensa escrita y su intensa participación en redes sociales, Joaquín recibió en noviembre de 2015 el Premio Ondas de España. Aquella tarde el jurado se expresó así del comunicador: “este día la radio española reconoce la trayectoria profesional de Joaquín López-Dóriga, al otorgarle el Premio Ondas, los galardones españoles más prestigiosos de la radio y la televisión”.

Durante la ceremonia el periodista agradeció a su familia, a la cual reconoció como “la gran sacrificada” en la vida de un periodista. Y es que el oficio de reportear lo atrapó desde los 20 años, cuando estudiaba derecho, carrera que concluyó, pero no ejerció, para iniciar en El Heraldo de México, en 1968, su gran pasión, por la que, como dice, no descansa ni en días festivos: “Me despierto pensando en periodismo, vivo pensando en periodismo, me duermo pensando en periodismo y cuando sueño, sueño con periodismo”.

Corresponsal, cronista, reportero de guerra, locutor o conductor ha aportado, junto con su equipo de trabajo un estilo que trasciende el aspecto informativo con un método dinámico y gozoso. Su inconfundible formato de los viernes, en los que pone música de los 70 ya es tradicional. O su muy activa mesa de análisis con amplio poder de convocatoria.

“Su oficio lo trasladó de la prensa a la televisión, la cual enriqueció aún más y luego, cuando pasó a la radio, creó un estilo propio, muy distinguido; fue el autor de un cambio y es motivo de una enorme atención de quienes tenemos la suerte de escucharlo”, dice el periodista José Cárdenas.

Para Leopoldo Gómez, vicepresidente de noticieros Televisa, Joaquín “ha sido un grande constructor de la radio, cuando él inicia en su noticiero de la tarde, Joaquín empieza a construir una audiencia que se extiende a otros comunicadores.

“Periodísticamente ha dado noticias que han generado debates y abierto espacios. No sólo ha reportado, sino que ha generado la noticia, por eso su contribución es enorme para la radio nacional”.

Y es precisamente ese estilo personal el que ha merecido la preferencia del radioescucha y se ha vuelto referencia obligada no sólo para el público, sino también para representantes de otros sectores y hasta noticia de distintos medios impresos.


Fuente: La Razón/Gilda Yuriko

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s