Se rezagan inmobiliarios queretanos

El presidente de la AMPI advirtió que, aunque el sector local continúa en crecimiento, ha perdido terreno frente a otros estados.

Querétaro, Qro. El incremento de cuatro puntos porcentuales del Impuesto sobre Traslado de Dominio del 2015 al ejercicio 2017, además de procesos burocráticos que tardan hasta dos años han rezagado al sector inmobiliario de Querétaro, poniéndolo en desventaja dentro de la región del Bajío.

El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) Querétaro, Pedro Roberto Reyes Martínez, informó que si bien el sector local continúa en crecimiento, muestra síntomas que reducen su competitividad en la zona.

“Querétaro sigue creciendo por arriba de la media nacional, pero ya se empezó a rezagar frente a otros estados colindantes, como es Guanajuato, Aguascalientes (…) Estuvimos analizando cifras en materia de construcción y vemos como otras entidades del Bajío nos superaron (…) aunque sigue siendo un gran nicho de inversión inmobiliaria, pero otras entidades de la región suben y superan”, informó.

La baja en el dinamismo del sector se acentuó durante el segundo semestre del año pasado, de acuerdo con la AMPI.

Para el ejercicio fiscal del 2017, los municipios incrementaron el cobro de Impuesto sobre Traslado de Dominio; Querétaro se ubica entre los más altos del país.

Del 2015 a la fecha, esta carga impositiva incrementó de una tasa de 2.5% a una de 6.5%, motivo por el que la asociación ha sostenido encuentros con el presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, para solicitar una revisión de este gravamen.

“Ya nos acercamos con el presidente municipal, también nos vamos a acercar con el Poder Legislativo para poder tener una reunión con los presidentes municipales y tratar de que esto vaya a la baja”, refirió.

Trámites

A nivel estatal, los trámites ante la Comisión Estatal de Aguas (CEA) se enlistan entre las complejidades que enfrentan los desarrolladores, al iniciar un proceso para tramitar la licencia que requieren para cimentar fraccionamientos. Una vez que inician el trámite, dijo Reyes Martínez, llegan a tardar hasta dos años para comenzar a cimentar.

“La burocracia que tiene que hacerse para construir un desarrollo, un condominio o un fraccionamiento (…) Uno de los requisitos para obtener la licencia es contar con factibilidad por parte de la CEA; hay muchísimo problema con la CEA, está generando muchísimos problemas a la gente que se dedica a desarrollar inmuebles porque no están claros los requisitos; está sobrepasada de trabajo, se tarda mucho en contestar”, enfatizó el presidente de la AMPI.

Fuente: viviana@eleconomista.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s