Llevan al cine una mirada crítica al racismo

El documental está basado en el inacabado libro Remember this House del escritor afroamericano James Baldwin; es narrado por Samuel L. Jackson

La lucha de los afroamericanos en contra del racismo en Estados Unidos es un tema que ha sido abordado en múltiples ocasiones por el cine, producciones que han ofrecido certeros, conmovedores y descarnados acercamientos. Pero entonces ¿Qué es lo que hace distinto este documental dirigido por Raoul Peck? ¿Por qué ha sido tan celebrado y reconocido alrededor del mundo? La respuesta es mucho más evidente y sencilla de lo que parece —lo cual no le resta ningún mérito a la propuesta, por el contrario—, y está más allá de su impecable armado de imágenes de archivo que incluyen entrevistas, conferencias, secuencias de manifestaciones y diversos eventos políticos.

Aquello que hace de No soy tu negro, un propuesta fílmica indispensable e irresistible, es que través del testimonio de quién fuera amigo de las otras tres figuras alrededor de las que gira todo el trayecto de la película —él es la cuarta por supuesto— ofrece una de las miradas más profundas y autocríticas del movimiento social en cuestión, trastocando la común exaltación que convierte al ser humano en el estereotipo de la víctima y el victimario.

Basada en el inacabado libro Remember this House, y narrada por la voz del célebre actor Samuel L. Jackson, No Soy tu Negro nos muestra la profunda reflexión del escritor James Baldwin, hacia los sentimientos que le provocan desde el asimilar que es el objeto de los ataques tanto físicos como emocionales impulsados por el racismo, pasando por descubrir esta ideología detrás del cine y la televisión con el que creció, hasta sufrir la pérdida de sus amigos líderes del movimiento que busca reivindicar a los afroamericanos —Malcolm X, Martin Luther King y Medgar Evers—, hasta llegar al momento de asumir su lugar dentro del mismo. Todo salpicado por segmentos de las películas de sus recuerdos, y acompasado por la suavidad de una sugerente banda sonora, que no hace sino acentuar la crudeza del testimonio y lo agridulce de su discurso que transpira nostalgia y pesimismo.

Sin duda No Soy tu Negro es una obra de elocuencia y organicidad tan seductora como abrumadora. Considerando que pocas veces llegan documentales a la cartelera nacional, debemos de considerarnos afortunados de qué este sea uno de ellos y aprovechar la oportunidad de verla en la pantalla grande -que es como se debe ver- en su primer fin de semana, porque después puede ser que ya no lo encontremos. Al fin y al cabo los Guardianes de la Galaxia estarán ahí por un buen rato.

No soy tu negro se exhibe en la Cineteca Nacional y en cines comerciales este fin de semana. Es un documental que explora la condición humana, más allá de razas y colores.

Fuente: La Razón/Jesús Chavarria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s