«El modelo de seguridad social ya se agotó»: STPS

Para Ignacio Rubí, subsecretario de la STPS, el esquema de seguridad social ya dio lo que tenía que dar y se debe adaptar a la nueva realidad que tiene el país.

El sistema de seguridad social debe adaptarse a la nueva realidad que tiene el país en cuanto a la esperanza de vida y la estructura del mercado laboral, indicó Ignacio Rubí, subsecretario de Prevención Social de la Secretaría del Trabajo y Prevención Social (STPS).

«El esquema de seguridad social ya dio lo que tenía que dar, ya se agotó. Las reformas al sistema de pensiones de 1997 para el IMSS y 2007 para el ISSSTE deben ser replanteadas bajo un esquema integral», expuso durante su participación en el panel Perspectivas sobre las pensiones en la política pública y los sindicatos.

Expuso que diversos actuarios están realizando un nuevo marco jurídico que permita establecer pisos y techos en términos de seguridad social y que la equidad está más inmersa. Dicho marco será entregado al Congreso de la Unión para que pueda ser analizado.

«Nuestro andamiaje jurídico ya no está acorde a las nuevas condiciones de la economía y del sector laboral (…) se necesita una ley marco donde se establezca el concepto de seguridad social, cuáles son las prestaciones económicas y en especie que deben considerarse como seguridad social y establecer las bases para que este esquema pueda proteger a todos los mexicanos”.

Recalcó que se debe generar un esquema universal, donde ya no existan más de 1,000 regímenes de pensiones en el país, donde los beneficios pensionarios son diferentes para los trabajadores.

Refirió que, en 1950 la esperanza de vida era de alrededor de los 55 años; mientras que en la actualidad está poca más arriba de los 73 años, lo cual indica que la edad de jubilación debe ser acorde a la esperanza de vida y las aportaciones.

“Vemos el esquema de beneficio definido con graves problemas de viabilidad financiera (…) y el problema del nuevo esquema de contribuciones defina que las aportaciones son bajas y por tanto las pensiones son muy pequeñas”.

Recalcó que, el tema de la seguridad social debe ser en la agenda nacional la próxima reforma que se tiene que llevar a cabo para darle viabilidad económica y social al país “no podemos seguir con parches en un tema tan delicado que impacta productividad y competitividad”.

Indicó que se requiere una atención multidisciplinaria en donde se involucre el sector público, privado y organizaciones sindicales para analizar y buscar salidas financieramente responsables.

El actuario José Luis Suárez agregó que, con una ley marco se podrá explicar adecuadamente cómo deben funcionar las pensiones y la seguridad social, y sobre todo cómo hacerlos sostenibles.

Acabar con inequidad en pensiones, desafío

Alfonso Cepeda, coordinador del Colegio Nacional de Administración y Finanzas del SNTE, indicó que el mayor desafío del sistema de seguridad social es acabar con la inequidad de los beneficios pensionarios que hay.

«Desde las aportaciones hay disparidad entre las que realizan los trabajadores del IMSS son los del ISSSTE. Hay trabajadores que perciben pensiones de 60,000 pesos y otros de 5,000 pesos, entonces, tenemos que buscar mayor equidad».

Comentó que las reformas que se busquen hacer en el sistema de pensiones, se deben considerar el impacto a los trabajadores, pues cuando se toman decisiones unilaterales, las repercusiones sociales son más graves, por eso es bueno considerar a los trabajadores.

«No hay reforma que pueda ser exitosa si no se toma en cuenta a los trabajadores (…) se deben hacer más aportaciones porque reformar significa sacrificio económico y laboral».

Rafael Garza, secretario de relaciones de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios, expuso que se requiere una mayor voluntad política en la que se insista en explicar a los trabajadores en por qué deben aportar para el ahorro de su retiro.

Agregó la urgencia de crear una Secretaría de Pensiones que se encargue de evaluar y analizar la situación de seguridad social con el objetivo de crear un esquema más homogéneo, es decir, que los beneficios pensionarios seña iguales para todos los trabajadores.

Fuente: El Economista/Elizabeth Albarrán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s