Presentan herramienta para prevenir corrupción desde la niñez

Ciudad de México. A fin de prevenir la corrupción desde la niñez, la organización civil Educación para Compartir y el subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño Cantú, presentaron el denominado «Corruptómetro» con el que se busca incentivar en niños y adolescentes valores como la ética y el respeto.

La herramienta, que podrá descargarse desde esta tarde en el portal http://www.educacionparacompartir.org, propone la autoevaluación de acciones para que cada escolar determine si ha incurrido en prácticas indebidas que van desde quedarse con dinero cuando se hace un mandado, decir mentiras «blancas», copiar o comprar un exámen, hasta acciones que al ir creciendo implican compra de autoridades, abuso de poder o realizar actos de corrupción que han derivado en la muerte de una persona.

En el acto, realizado en el Museo de las Culturas Populares, Treviño Cantú destacó que con la aplicación de la autonomía curricular, con la que las escuelas dispondrán del 20 por ciento del tiempo en el aula para impartir aprendizajes que determine la comunidad escolar, se podrá llevar a las escuelas propuestas y proyectos de la sociedad civil para fortalecer la formación de ciudadanía.

Dina Buchbinder, presidenta y fundadora de Educación para Compartir, aseguró que la corrupción se pueden atacar, «porque se puede prevenir». Destacó que desde 2007 han trabajo con mil 601 escuelas, públicas y privadas, de primaria en México donde han impulsado programas de deportes, ciencia, arte e iniciativas de los propios alumnos, para que a través del juego se fortalezcan sus valores y la formación de ciudadanía.

Al respecto, Germán Palafox, director de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien informó que mañana se anunciará un programa denominado Aprendizaje en Servicio, con el que estudiantes de psicología realizarán proyectos en sus comunidades, destacó que es posible combatir la corrupción aún en entornos sociales dónde prevalece la impunidad.

Afirmó que es necesario «más que formar en valores, en emociones morales como la admiración para reconocer lo que otros hacen bien y tratar de imitarlo; la compasión que nos permite cometer errores y aprender de ellos; y la indignación, porque también es sano estar enojados y que nos molesten los abusos, las arbitrariedades y las injusticias, porque nos permite visibilizarlas y rechazarlas».

Además del llamado Corruptómetro, se presentaron diez acciones para prevenir la corrupción, a través de preguntas y juegos, que pueden realizar padres e hijos, y no sólo los maestros en la escuela, pues destacaron que uno de los actores centrales para prevenir la corrupción son los padres de familia.

Fuente: La Jornada/Laura Poy Solano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s