Promoverán y regularán las finanzas virtuales en México

25.jpg

El presidente Enrique Peña Nieto tiene lista la iniciativa de Ley de Tecnología Financiera, conocida como Fintech (un término que combina los vocablos ingleses para financieras y tecnología), que busca disminuir el costo del crédito, atraer nuevos esquemas de negocios y ampliar los mercados financieros, a través de la instrumentación y regulación de nuevas herramientas informáticas en el sistema financiero del país.

Crónica tiene en su poder la versión preliminar del proyecto que el titular del Ejecutivo federal envió a la Cámara de Diputados con carácter de “Confidencial”. En el documento se detalla que, como parte de la utilización de nuevas tecnologías de la comunicación se debe lograr, por ejemplo, que el envío y la entrega de remesas sean más rápidos y a menor precio, además de que considerar oportuna la regulación, aún antes de la proliferación de las Fintech, a efecto de evitar el uso con recursos de procedencia ilícita y que las operaciones a través de herramientas informáticas se sometan a normas internacionales sin encontrar pautas en la normatividad mexicana.

La iniciativa también busca atacar los fraudes y proteger a quienes decidan utilizar más recursos como firmas electrónicas y transacciones en general a través de Internet.

El documento que será presentado formalmente en las próximas semanas a la cámara baja a fin de que inicie su recorrido en comisiones, señala que las Fintech  legitimarán transacciones y permitirán detectar, combatir y prevenir el uso de recursos ilícitos en el sistema financiero.

El “texto confidencial” de 76 páginas, señala en la exposición de motivos que, dado que han surgido estas nuevas tecnologías y los modelos de negocios financieros para fomentar la apertura de cuentas bancarias, masificar los créditos y facilitar los pagos, “es necesario contar con un marco normativo acorde a las nuevas condiciones económicas y financieras en un entorno globalizado”.

De manera extraoficial, se conoce que la iniciativa gubernamental se elaboró a partir de una petición de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles y de la Asociación de Bancos de México, solicitud nacida por la falta de regulación en la materia.

Las llamadas Fintech son un elemento vital para el dinamismo en las economías más importantes del mundo; en México su falta de desarrollo y propagación ha atorado las captaciones a las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple y a las Sociedades Financieras Populares.

Las cuentas de ahorro en línea y los instrumentos de inversión online ya existentes, así como otras herramientas de nueva era en el sistema financiero nacional, están allí pero captan recursos sin ninguna regulación. La idea de la iniciativa es que, de aprobarse la iniciativa presidencial, queden sujetas normas claras antes de su expansión.

Los nuevos instrumentos de captación financiera quedarían regulados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y el Banco de México, para que los productos que ofrecen no dependan sólo del comercio internacional, sino de la regulación nacional.

Al respecto, por ejemplo, la iniciativa propone que la CNBV sancione con 5 mil a 20 mil días de salario a las entidades y participantes en redes que infrinjan las disposiciones de la ley.

En síntesis, lo que se busca es que todas las herramientas que manejen dinero vía electrónica, que captan recursos de entidades o particulares, queden sujetas a las disposiciones de ley enmarcadas en la CNBV y el Banco Central.

La propuesta, novedosa, abarca formas de pago, manejos de inversión, capitalización, depósito, préstamos, seguros y cumplimiento regulatorio.
Adicionalmente enuncia y regula explícitamente nuevos esquemas de negocio, aplicaciones, procesos o productos relacionados con los mercados financieros e instituciones; actividades financieras realizadas a través de la tecnología, en particular las de financiamiento colectivo, las instituciones de fondos de pago electrónico, las instituciones de administración de activos virtuales, reconocidas como Instituciones de Tecnología Financiera.
La propuesta define y regula también el “e-money”, que son los fondos de pago electrónico, entendido como la recepción de moneda legal, para realizar pagos y transferencias, entre otras actividades financieras virtuales, que en adelante serán normados por el Banco de México.

El incremento en la competencia, como consecuencia directa de la apertura del mercado a nuevos participantes financieros, sería una consecuencia buscada por la iniciativa que revisan Ejecutivo y Legislativo.

Fuente: La Crónica/Luciano Franco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s